El obispo de 9 de Julio instituyó un nuevo acólito

 El lunes 1º de octubre, en la parroquia Santa Teresita de la localidad de Henderson, y coincidiendo con las fiestas patronales de esa comunidad, fue instituido acólito José Pedraza. Este ministerio es un paso previo  a ser ordenado como sacerdote y debe ser ejercido  durante un tiempo adecuado, generalmente unos seis meses.

En el rito mismo de la bendición se especificaron sus funciones. A partir de ahora, el flamante acólito ayudará al diácono y prestará su servicio al sacerdote.  Tendrá las funciones de distribuir la comunión cuando faltan los ministros por algún motivo o cuando el número de los comulgantes sea demasiado elevado; en circunstancias especiales podrá exponer y reservar el Santísimo Sacramento aunque aun no podrá dar la bendición eucarística. Asimismo podrá formar y adiestrar a monaguillos y otras personas que ayudan en el servicio del altar.

El rito se realizó durante la misa presidida por el obispo de 9 de Julio, Monseñor Ariel Torrado Mosconi que exhortó a los presentes a rezar por Pedraza  que “necesita de nuestra oración para permanecer fiel en su vocación de servicio a Dios”.

Durante su homilía, el Obispo realzó la importancia de este ministerio que “los debe llevar a ser fervientes amantes de la Eucaristía, ángeles custodios del altar y ejemplo para su amigos, familiares, profesores y comunidad en general para lograr renovar y animar la fe entre todos sus hermanos”.

Luego Mons. Torrado Mosconi entregó al joven el cáliz y la patena (platillo de metal noble en el que se pone la hostia)  y lo exhortó a que viva de acuerdo con lo que profesa para ser verdadero merecedor de realizar el servicio del altar.

Durante la misma celebración, el flamante acólito desempeñó por primera vez su ministerio colaborando en el altar y distribuyendo la Sagrada Comunión.