El negocio de la salud: IOMA se alía con ACLIBA para sacarse del medio a FECLIBA

La medida beneficiaría al imperio de Raúl Tassi, un empresario íntimamente vinculado al kirchnerismo, que ha tenido un crecimiento patrimonial récord en pocos años. El rol de Pablo Di Liscia, titular del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), otra vez en el tapete.

La mayor parte de los centros de salud de la ciudad de La Plata y alrededores se encuentran nucleados en los llamados Distrito I de la Federación de Clínicas, sanatorios, hospitales y otros establecimientos de la provincia de Buenos Aires (FECLIBA). La Asociación de Hospitales, Clínicas y establecimientos de alta complejidad bonaerense (ACLIBA), que conglomera a los institutos más grandes, busca quedarse con el negocio del Instituto Obra Médico Asistencial.

Según fundamentan las autoridades del IOMA, en un funcionamiento ideal, las federaciones están llamadas a beneficiar a las clínicas a través de asesoramiento legal, capacitaciones, simposios, conferencias, eventos, mejores prestaciones, auditorías, y una comunicación fluida y permanente con las autoridades nacionales y provinciales. No obstante, en numerosas ocasiones las clínicas asociadas se han quejado, asegurando que las mismas no son más que “una caja registradora que nos quita dinero todos los meses”. De hecho, en los últimos tiempos el malestar generalizado ha dejado entrever que el cobro que recolectan las federaciones sobre las instituciones de la salud correspondería a un 3 por ciento de lo pagado por el IOMA.

 

(realpolitik)