El limonero de mi barrio

(por Mónica Gómez) Volver a la casa donde crecí siempre es reconectarme con todo lo que fui. Aquello que deje, esta tan distinto de cómo lo vi por última vez. Lo normal se vuelve nuevo, un tanto extraño pero aun mantiene el espíritu que me hizo ser quien soy. Los recuerdos toman vida y se asoman a la realidad cotidiana. Vuelvo a casa, a mi barrio y se los muestro a mis hijas desde mi perspectiva. Descubrimos juntas los sabores y aromas de mi infancia, caminamos por las calles que yo pasaba y volvemos a encontrarnos con todo aquellos que me vieron crecer. Asombrándose de lo grande de mis hijas, haciendo referencia al paso del tiempo y recordando algún que otro que ya no está.
El barrio siempre esconde los tesoros del pasado, redescubrirlo es volver. Uno de los aromas que abundaba es el de los limones. Muchos vecinos plantaban sus árboles en los patios y eso perfumaba las calles por las que caminaba. Los tristes y grisáceos días de inviernos se iluminaban con los amarillos frutos que se caen de los limoneros. Todo lo lindo de la ciudad pasa por las calles de los barrios, por su gente.
La dicha de tener un árbol en la casa es grande, los frutos caen en abundancia y en temporada se consume en todas las mayorías de las comidas. Los limones son un gran aliado para todo tipo de preparaciones, tanto dulce como salado. La oportunidad de tenerlos en gran cantidad aprovechando al máximo sus frutas y preparar dulces para las familias con tu propia cosecha. Son de las cosas que puede ofrecer tener tu árbol.
En Tucumán el limón es de mejor calidad y contiene más jugo y que en otra zona debido a que el micro clima donde su producen es favorable para que sea el más buscado en el mundo El limón es uno de los frutos mas consumidos para aderezos, por su sabor acido y refrescante hace el contraste ideal para todos los platos. El limón se puede conservar perfectamente durante varias semanas a temperatura ambiente. Si lo quieres guardar en heladera llega a durar hasta un mes. Es un producto muy versátil y se puede utilizar hasta la cascara. Rallar toda la parte amarilla, mezclarla con azúcar, dejarla secar unos minutos y vas a tener lista una azúcar llena de aceites de limón ideal para te o infusiones.
Para que aproveches al máximo los limones de esta temporada te dejo una fácil y rica receta de Budín de Limón.
Necesitas:
Manteca 200gr.
Azúcar 250 gr.
Ralladura de 3 limones
Huevos 2
Harina 280gr.
Polvo de hornear 1 cucharadita
Yogurt 1 pote
Sal 1 pisca
Preparación:
Batir la manteca, el azúcar y la ralladura de limón, colocarlo en esta etapa porque la esencia del limón se intensifica en contacto con la materia grasa. Agregar de a uno los huevos y luego intercalar entre los secos tamizados y el yogurt natural. Colocarlo en un molde para budín y cocinarlo por 50 minutos a 180°. Bañarlo con un glasé que lo haces con el jugo de medio limón y 4 cucharadas de azúcar impalpable.