El hombre orquesta

(Por  Juan Manuel Jara)

 

Tickets en primera fila para conocer a Cristian Luzza, director de la orquesta escuela de 9 de Julio,que con su violín llegó en busca delsueño de una orquestaen cada pueblo.

 

 

            Cuatro hombres entrando a un banco con estuches de instrumentos. En otros tiempos la imagen pudo haber inquietado a más de un cliente y cajero que rápidamente hubiera buscado accionar el botón de la alarma silenciosa. Pero Cristian Luzza está lejos de los tristemente célebres John Dillinger o “Nino Bonito” Floyd.  Tampoco está en la lista de los Más Buscados del FBI, ni tiene al caza delincuentes Melvin Purvis pisándole los talones. La escena fue meses atrás en el hall del Banco Provincia local donde este cuarteto de cuerdas hizo una intervención orquestal: entró, armó, tocó y voló. Un par de temas y listo. Esta “gavilla” musical espera hacer de las suyas en próximas ocasiones.

            Este tipo de apariciones es lo que le gusta a Luzza que, como Director de la Orquesta Escuela 9 de Julio, incentiva y se prende. Cualquier lugar es bueno. Y esa vez fueron cuatro, pero, la próxima, pueden ser treinta los músicos que toquen una pieza clásica así, de repente y sin aviso, en un lugar público.

            Oriundo del barrio de Flores, en 2016 Luzza metióviolín en bolsa y llegó a Dennehy. Ese fue el anclaje que le abriólas puertas a un nuevo capítulo en su opera personal.El formar orquestas está en su ADN. La primera experiencia grupal fue “Falsa Fernanda”, en un tiempo en que era difícil para un músico con violín el poder tocar en una orquesta y “hacer música nueva que no estaba dentro de los parámetros pre establecidos. Poder escribir obras y arreglarlas para el siglo 21. Eso fue una escuela para mí”.Después llegó “Animalistas”, con música propia arreglada para un octeto. Ya instalado en Dennehy, llegó el tiempo de “Aire Líquido”, orquesta que le dio muchas satisfacciones, incluso, un disco grabado.

            Luzza recuerda unas lentejas en la estación de Patricios, hecho que define comopoético, y fue un quiebre porque en esa ocasión tocó con “Aire Líquido” en la estación, para cincuenta personas, una de la cuales era Marcos Galvani, el Director de Cultura del Municipio,  y ahí nació el germen de la Orquesta 9 de Julio.

            SEMANARIO EXTRA: ¿Cómo se arma una orquesta?

            CRISTIAN LUZZA: El cimiento es el conservatorio.

            SM: Pero a la hora de armar un equipo de fútbol se habla de una base: arquero, defensor, mediocampista y delantero. ¿Cuálserían los puestos esenciales en una orquesta?

            CL: Primero el grave, un cello, un contrabajo. Luego un armónico, si es piano, mejor. A partir de ahí construyo un edificio, sobre esovení a tocar el silbato. Lo primero es el conservatorio. Pero en 9 de Julio no hay conservatorio.En la provincia de Buenos Aires, las únicas ciudades en donde hay una orquesta son en las cuales hay una escuela o un conservatorio de música, porque si no ¿de dónde vas a sacar la materia prima?Acá lo logré sin eso o con muy poquito de eso.Marcos (Galvani) me dijo vamos a hacer una orquesta. ¿Quénecesitás? Un lugar físico, cuatro paredes, un pizarrón y músicos.¿Qué músicos?Cellistas, flautistas, violinistas, etcétera.Consigo un lugar para dar clases de violín para empezar a armar el semillero. Lo hago y son los primeros en formar la orquesta. Encontré una pianista, Mica, que sigue tocando con nosotros. Y así fui formando algo amorfo. Tarde un año en dar un concierto. Pero en el segundo año las cosas cambiaron notablemente. Y hoy es algo imparable.

           

            En Dennehy, Cristian abrió las puertas de su casa y dio clases de música gratuitas. Iban los chicos pero no estaba bien preparada la cosa y se fueron todos, salvo Brian, un chico que aun sigue tocando.Hoy fue por la revancha: “Los sábados a las 10 de la mañana en la capilla están las clases. Un vecino nos prestó los instrumentos y nos los deja a mitad de precio. Y vamos a hacer un concierto para recaudar esa plata. Que los chicos se ganen esos instrumentos”.

            Claro que surgió el interrogante interno: ¿hacer otra orquesta? Respuesta: No. Y Luzza explica los motivos: “No vine a dividir nada. No vine a ver si la de Morea es mejor que la de Dennehy. Es una misma orquesta dividida en 16mil pueblos si es necesario. Por eso escribí un libro para dejar asentadas las tareas necesarias para crear una orquesta”.

            SE: ¿Un método?

            CL: Si, lo estoy bajando a papel. Nunca escribí nada y este verano fue el momento. Estoy sacando a la luz un método de orquesta,así todas las orquestas tienen las mismas instrucciones. Damos un concierto y tocamos todos, no solo la de 9 de Julio. Vamos a Mar del Plata y vamos todos. Ahora hay una, que es la de 9 de Julio, y dos sucursales. Acá podemos tocar todos juntos.

Estudio y preparación. Claves en el método Luzza. “A veces la gente piensa que con la música te vas a morir de hambre y no es cierto”, cuenta el director, “ycuando hablo con los chicos de Dennehy, les cuento mis vivencias, mis viajes y que ellos también van a poder hacer lo mismo, si estudian y se preparan. Estoy seguro que voy a ir con los chicos de Dennehy a Europa. Y vamos a ir a contar nuestras experiencias. Tienen un futuro, si lo deciden”.

Entre nómade e inquieto, Luzza reparte sus clases entre Buenos Aires, Junín, 9 de Julio, Dennehy y, a partir del lunes, en el CIC (Centro Integrador Comunitario) para “estar más cerca con lo que hago para los vecinos del barrio. Yo voy a motivarte”.

            SE: ¿Por qué se llama Orquesta Escuela?

            CL: Es orquesta escuela porque mientras tocas te estoy enseñando. Vas a participar de un ensamble sin tener la másmínima idea. No hay edad limitante.En mis clases vuelo, no es tan lineal, me disperso, hablo, toco el violín o el piano, te hago saltar con los ojos cerrados y con el instrumento en la mano para ver cómo te manejas.

 

            Se lo ve deambular con el estuche de su violín a cuestas. Es su instrumento.      

            SE:¿Por qué el violín?

            CL: Me parece el instrumento más alucinante en cuanto a su ejecución porque lo tengo vibrando en el pecho todo el tiempo. No tengo ningún intermediario, ningún tipo de cable o electricidad mientras lo toco. El único intermediario es el arco para la ejecución. Son másde 1600 vibraciones por segundo que curan. Como cuando vas al médicoy te pone ultrasonido, bueno, elviolín cura. Yo tengo el ultrasonido todoel tiempo en mi mano. Cura al que escucha. Si lo hacés bien es maravilloso. Por eso lo elijo. Fácil de transportar, lo tengo sobre mi pecho y es mi conexión espiritual. Y en lo físico enseño música a otro ser humano. Con ningún otro instrumento me pasa eso.

            Así se lo ve y así se lo escucha a este hombre orquesta.