El empalme de Luján con problemas

Automovilistas optan ir por la vieja ruta y evitar el nuevo tramo de la Autopista 5. Algunos testimonios de vecinos fueron reflejados en el programa ‘Buenos Días’ de Radio Chivilcoy. Consideran como ‘tierra de nadie’ la zona cercana a la ciudad de Luján.

Gabriel Oballe fue uno de los transportistas de Chivilcoy que recibió cuatro impactos en el parabrisas de su camión que le provocaron una lesión en un ojo. Al dialogar con LA RAZON, sostuvo que  “a pesar de los reiterados hechos vandálicos el nuevo tramo de la Autopista 5 sigue de la misma manera, sin iluminación y sin alambrado en los puentes. “A raíz de esto estoy haciendo  un desvio por el viejo camino, porque no tengo ganas de pasar por ese lugar y que se vuelva a repetir la agresión” dijo y agregó que “ese tramo lo evito al desviarme por la Ruta 47, paso por el restaurante TC y paso por el viejo puente de Luján. El trayecto de la autopista da miedo, es una boca de lobo y es tierra de nadie”.

“Nadie se ocupó para tratar de revertir los hechos vandálicos que se registran en esa zona, pero la gente teme pasar por ese lugar y muchos hacen lo mismo, evitar ese tramo” dijo y agregó que “los ataques se realizan en horas de la madrugada, desde la 4 de la mañana en adelante. No anda ningún patrullero, sigue todo igual. No puede ser que uno venga a trabajar y lo hagamos con miedo de recibir un piedrazo en el parabrisas”.

Sobre la denuncia radicada por la agresión que sufrió el 23 de mayo, Oballe, dijo: “La hice en la Comisaría de Torres, que funciona en la estación del ferrocarril, y se hicieron otras más, pero solo quedan acumuladas. Lo que me dijo la Policía es que no tiene medios para ir a cubrir los dos puentes desde donde arrojan las piedras. Dicen que tienen un patrullero para recorrer diez barrios. Se hace imposible recorrer todos los lugares”.

 

“Hasta que no pase una desgracia no van a tomar medidas”

Por otro lado, Roberto  un vecino de Chivilcoy, detalló en el programa “Buenos Días” que su sobrino sufrió impactos de piedras cuando transitaba el nuevo tramo de la Autopista, en inmediaciones de Luján. “El fin de semana cuando regresaba a Chivilcoy, por lo que le pasó a mi sobrino, tuve que desviar por la vieja ruta, pasando por el puente de Luján y el Restaurante TC, para evitar pasar por esa zona. Lo mismo hicieron otros automovilistas. Es muy peligroso circular por ese lugar porque te rompen los vidrios y hasta que no pase una desgracia no van a tomar medidas”.

“Según mi sobrino le arrojaron piedras desde una casa que se encuentra abandonada y si bien hizo la denuncia en Luján le dijeron que no hay móviles para poder recorrer esos lugares. Lamentablemente la Policía no tiene medios y es una pena que no se pueda usar el nuevo trayecto por los hechos de vandalismo”, concluyó.

(La Razón de Chivilcoy)