El campo vuelve a las rutas

0012917782
La consigna es “No maten al campo”

A 7 años del voto “no Positivo” los productores rurales volverán a manifestarse. En 9 de Julio se concentrarán en Ruta 5 y Acceso Perón, a las 11 hs, pero sin corte.

 

Por Sandra Sueldo

Este no será un 17 más, sino uno histórico. Hace exactamente 7 años – un 17 de julio de 2008  – el ex vicepresidente de la Nación tuvo que desempatar la votación de la famosa “125” y sorprendió con su negativa a aprobar esa ley. “Que la historia me juzgue”, había finalizado su discurso Julio Cobos.

Y conmemorando esos 7 años “de suerte echada para el sector”,  en todo el país,  productores rurales, comerciantes y quien quiera acompañarlos estarán movilizándose por las rutas argentinas.

La consigna twittera será “NoMateAlCampo, al tiempo que el sector no para de remarcar que  “en estas presidenciables necesitamos  políticas confiables, además de reclamar un país más federal”.

EL CAMPO NUEVEJULIENSE

Por eso, esta semana las autoridades de Sociedad Rural de 9 de Julio y encabezada por su presidente, Nicolás Capriroli y el Delegado de SRA, Ricardo Debernardi, brindaron en rueda de prensa los argumento de por qué surge esta movilización y que, según dijeron, tiene puntos fuerte de protesta. “Uno será en la ciudad de Rio Cuarto, en Córdoba y el restante en  Gualeguaychu, Entre Ríos”.

A su vez, el referente de los ruralistas nuevejulienses aseguro que “la baja rentabilidad, la alta presión tributaria y el silencio del Gobierno Federal son razones suficientes para que el campo salga a las rutas este viernes”.

En tanto agregó que “la movilización será en todo el país y servirá para que los candidatos presidenciales escuchen y anuncien propuestas en sus plataformas. Si este gobierno hace 10 años que no nos escucha es de pensar que a seis meses de su finalización lo haga”.

Además cabe recordar que los productores se concentrarán la intersección de Ruta 5 y Acceso Pte. Perón, en la rotonda Raúl Alfonsín, donde entregarán volantes explicativos de la situación por la que atraviesa el sector. En alusión a ello. Debernardi expreso que “más del 93% de la producción tiene carga impositiva, lo que significa que no da margen para el desarrollo y crecimiento”.

 

LIBRE TRANSITO

Finalmente ambos productores explicaron y  para la tranquilidad de la población que “no habrá cortes de rutas”.

 

UN VOTO HECHO HISTORIA

La sesión maratónica de 18 horas del jueves 17 de julio de 2008 que se vivió en la Cámara de Senadores de la Nación, quedó en la historia por su sorpresivo desenlace.

El entonces vicepresidente nacional, Julio Cobos, le tocó desempatar en la votación por la famosa resolución 125, que establecía la movilidad de las retenciones a las exportaciones del sector agropecuario.

Las palabras que Cobos eligió para anunciar su voto también pasaron a la historia, tal vez por el eufemismo que significó el “no positivo”.

El entonces presidente de la Cámara Alta estaba nervioso y, si bien dejó entrever sus intenciones de votar en contra ni bien comenzado el discurso, eligió cuidadosamente cada frase para evitar quedar como el “traidor” ante el bloque del Frente para la Victoria, impulsor de la iniciativa y al que Cobos pertenecía.
“Yo sé que me cabe una responsabilidad histórica en esto”, afirmó y sostuvo que “hay quienes desde lo político dicen que tengo que acompañar por la institucionalidad, por el riesgo que esto implica”. “Mi corazón dice otra cosa y no creo que esto sea el motivo para poner en riesgo el país, la gobernabilidad, la paz social”, disparó.

Más adelante, manifestó su deseo de “seguir siendo el vicepresidente de todos los argentinos, el compañero de fórmula hasta el 2011 con la actual presidenta de los argentinos”.

“La historia me juzgará, no sé cómo. Pero espero que esto se entienda”, agregó, cuando en el recinto  ya no quedaban dudas de su decisión. “No puedo acompañar y esto no significa que estoy traicionando a nadie”, se atajó y destacó: “Estoy actuando conforme a mis convicciones”.

La frase final es la que quedó en la memoria de todos los argentinos: “Que la historia me juzgue, pido perdón si me equivoco. Mi voto… Mi voto no es positivo… mi voto es en contra”.