Educación, identidad y territorio

(Por Hugo Merlo – GH Soluciones)

Hay un concepto que he mencionado en alguna columna, y vale la pena recordarlo, SERENDIPIA, y que no es ni más ni menos, que estar en una posición expectante a los acontecimientos en capacidad de detectar hechos inesperados que podamos aprovechar, se suele decir en broma “el que buscaba la aguja en el pajar, se encontró a la hija del dueño del granero”

Le cuento todo esto, porque si pensamos activamente en términos de Desarrollo Local, atentos y abiertos a lo inesperado, podemos ver cosas que alientan un futuro promisorio para nuestra ciudad. Por ejemplo ¿Cuál es la oferta educativa actual de Nueve de Julio?

Sin ser un experto y sin mucho análisis y sin gran rigor estadístico, sino por pura percepción y por considerar viable y necesario delinear un camino de desarrollo “DESDE ADENTRO” veo que existe una oferta calificada, y eso es un montón de jóvenes, que pueden ser la base del progreso y desarrollo local.  Por supuesto, sumados a los que se forman en otras universidades y volverán como profesionales a hacer su aporte.

Uno es el caso de la TECNICATURA SUPERIOR EN ADMINISTRACION DE PYMES, que se dicta en la ENS 9 de Julio, donde la formación abarca aspectos técnicos concernientes al funcionamiento de una empresa: Estadística, RRHH, marketing etc, Esto es bueno porque garantiza trabajo profesional, pero, además, una ventaja competitiva en el caso que podamos tentar empresas a instalarse en nuestro territorio.

Pero (lo de la serendipia que hablamos al inicio de la nota) existe en la tecnicatura, en el ámbito de la  práctica  profesional, un espacio para que los alumnos realicen proyectos de emprendimientos,  partir de sus ideas, de investigación de mercado, de potencialidad del territorio, y este hecho debe ser aprovechado por la sociedad.

Visto está que el “emprendedorismo” es virtuoso para la sociedad, desde el punto de vista económico porque crea riqueza y desde el punto de vista social porque  contiene gente en el territorio.

Además existe dentro de la carrera un “Espacio de Definición Institucional (EDI).  Son aquellas instancias que permiten a las escuelas aumentar su autonomía en la definición y el desarrollo de su oferta curricular en función de la identidad y el proyecto educativo propio, partiendo del diagnóstico de las necesidades y características de sus estudiantes, para la mejora de los aprendizajes.”  En este caso está destinado a los emprendimientos y el Desarrollo Local.

 Más adelante están previstas pasantías y sería bueno que estos alumnos puedan ser el germen de políticas de desarrollo local, como parte de respuestas eficientes y apropiadas, a los cambios estructurales de la producción, el cambio en las organizaciones y la necesidad de aumentar la productividad y las ventajas competitivas territoriales.

En este aumento de la competitividad es fundamental la educación, en todos los ámbitos y en todos los casos es altamente  necesaria la congruencia entre la capacitación y el entorno productivo.

La lógica de crecimiento endógeno típico de los territorios, deben aprovechar estos polos de formación como los yacimientos de donde extraerán los animadores del proceso, porque la realidad es inevitable y el mundo está cambiando, las soluciones también.