Economías regionales

El presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto, destacó que “para aumentar las exportaciones hay que apostar a las economías regionales”. Principalmente, con las producciones nacionales de frutas, vinos o lanas. Así se podrá revertir la balanza comercial que hoy muestra signos deficitarios, según los últimos datos que dio a conocer el INDEC.

Dos de cada tres dólares que el país exporta se originan en el campo y el 40% de las divisas se obtienen a partir de la agroindustria. “La reciente exportación de 200 toneladas de carne especial a Japón es sólo una muestra de los que puede hacer el sector agropecuario si se abren nuevos mercados”, dijo Carlos Iannizzotto.

En esta línea, el directivo de Coninagro señaló que “así como exportamos carne producida en Río Negro a Japón, o jugo de limón desde Tucumán a los Estados Unidos, podemos pensar en colocar nuestras frutas, en conserva, a países asiáticos que demandan alimentos, o industrializar mandioca para Brasil. Para eso, necesitamos promover estas producciones, con líneas de crédito flexibles e ir en búsqueda de nuevos mercados que requieren de alimentos”.

Carlos Iannizzotto remarcó también que la sequía que afectó al campo este año “explica en gran medida la caída, o casi todo, la caída del 5,8% de la actividad económica de mayo, y seguirá repercutiendo en junio”. Sin embargo “el campo está de pie, a pesar de las adversidades, y esperamos para este invierno una cosecha de trigo de 20 millones de toneladas, que será la segunda en importancia en la historia”. Así, concluyó Iannizzotto, “el campo volverá a hacer punta en la recuperación de la economía argentina”.

SIGNOS DE CRISIS. El Semáforo de las Economías Regionales que realiza CONINAGRO mensualmente, presentó en julio 10 sectores productivos con signos de crisis, dos menos que los registrados en junio, sobre un total de 19 actividades relevadas.

Ante este panorama, Iannizzotto, reclamó “un tratamiento diferenciado en las tasas de interés para sectores como la lechería y el arroz” y reiteró la necesidad de realizar mejoras en la infraestructura, como caminos y trenes “para bajar los costos y hacer más competitiva nuestras producciones”.

Actualmente, los cuatro sectores que se encuentran en crisis son:

-El Sector Forestal, que presenta una sobre oferta ante mercados locales y regionales estacados, situación que afecta negativamente los precios.

-El Tabaco en Corrientes, que adolece de un problema de diversificación de la producción.

-Peras y Manzanas: en momentos de poda enfrenta altos costos, aunque en el caso de la manzana se registra el menor nivel de oferta en los últimos 10 años lo que puede ayudar a mantener el precio en el mediano plazo.

-El sector Lácteo enfrenta una abultada deuda de arrastre con costos de producción que se colocan por encima del precio de la leche.