Dormir la siesta previene infartos

Una buena noticia para todos aquellos que les gusta acostarse a dormir después de almorzar. La ciencia, reveló que tomar el descanso, disminuye la presión arterial y ayuda al organismo a prevenir los infartos. 

El estudio realizado a 212 personas por el Colegio Americano de Cardiología, develó que aquellos que dormían 60 minutos a media tarde, estabilizaban la presión del corazón y reducían el estrés de las personas. De esta manera, lograban descansar mejor el cerebro sin la necesidad de acudir a fármacos tranquilizantes. 

“Según nuestros hallazgos, si alguien tiene el lujo de tomar una siesta durante el día, también puede tener beneficios para la presión arterial alta. La siesta se puede adoptar fácilmente y por lo general no cuesta nada”, explicaron los profesionales, aclarando que el ejercicio diario reduce hasta en un 10 por ciento el riesgo de ataques cardíacos. 

Si bien tomar una siesta todos los días es un punto importante, también se deben tener en cuenta otros factores para mejorar la salud y aumentar la expectativa de vida. Entre ellos, se encuentran no fumar, comer sano y realizar actividad física. 

(latecla)