Disfrazar un Presupuesto de Ajuste y Hambre

(Por Lic. Juan Pablo Parise – Concejal Unidad Ciudadana)

La Provincia de Buenos Aires comenzó a debatir el Presupuesto para el entrante año 2019, es decir, que comenzó a prever las asignaciones de los flujos de Gastos y Recursos necesarios para satisfacer las necesidades colectivas asumidas por la actual Administración de la Gobernadora Vidal.

Los Proyectos de los Presupuestos tienen varios ciclos en el cual transcurren: la preparación, la sanción (momento actual en el cual se encuentra), la ejecución y el control presupuestario. En estos 3 últimos ciclos nos basaremos para hacer nuestro análisis.

Los datos que surgen del proyecto de ley remitido por el Gobierno a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires nos muestran cuales serán las prioridades previstas para el último año de la gestión Cambiemos en el territorio más importante del país.

Si hacemos un paralelismo entre el Presupuesto del año 2018 con el del 2019, notamos que este último, tiene un incremento del 47,5%, es decir, que en términos de gastos equivale a $ 929.467 millones con respecto a su antecesor de $ 629.962 millones. Los Servicios de Deuda insumirán 56.000 millones, el equivalente al 6% del gasto. Si volvemos a comparar de un año a otro, el incremento en las partidas de los Servicios de la Deuda Publica de la Provincia de Buenos Aires asciende al 100%. Este es el único ítem que crecerá por encima de una inflación, que cálculos optimistas sitúan para todo 2018 en 45 por ciento y otros, más agoreros, no dudan en ubicar más cerca del 50 por ciento.

Al examinar el Presupuesto en los gastos por Jurisdicción y Organismos y en correlación con el proceso de devaluatorio e inflacionario que vivimos este corriente año; notamos que el área de Educación, como es habitual, sigue representando la mayor parte de los gastos, que llegaran a 222 mil millones de pesos un 36% más que en 2018 pero 10 puntos por debajo de la inflación. En 2018 la Dirección General de Cultura y Educación representaba el 26% del total del Presupuesto. En 2019 un 23,9% del total.

En Seguridad se invertirá 82.000 mil millones de pesos. Esto es un 33.8% más que en 2018 pero casi 12 puntos por debajo de la inflación. En 2018 al Ministerio de Seguridad le correspondían 9,8% del total del Presupuesto. En 2019 un 8,9% del total.

En Salud se volcaran 51.000 mil millones de pesos. Esto es un 28% más que en 2018 pero casi 18 puntos por debajo de la inflación. En 2018 al Ministerio de Salud le correspondió un 6,33% del total del Presupuesto. En 2019 esa cifra desciende al 5,5% del total.

Para la Justicia emplearan 24.000 mil millones de pesos. Esto es un 40% más que en 2018 pero casi 5 puntos por debajo de la inflación. Muy similar sucede con el Ministerio de Desarrollo Social que se llevara 24.000 mil millones de pesos, con un aumento del 44%. Por lo que del total del Presupuesto para ambas área de un año a otro se mantienen casi igual.

El Ministerio de Producción, organismo gubernamental encargado de diseñar y ejecutar los planes relacionados con el fomento de la producción industrial de la Provincia, tiene un recorte significante. En 2018 contó con un Presupuesto de 1.430 millones para funcionar y en 2019 a pesar de la devaluación e inflación, le corresponderán 1.315 millones.  Es decir, un 8% menos.

La lupa del actual análisis no la vamos a poner en los anteriores Ministerios nombrados (a excepción de uno), ni tampoco en las discusiones por el aumento de más del 38% en el Impuesto Inmobiliario, el déficit de más de 40.000 millones de pesos, en la polémica por el Fondo Educativo que se les sacara a las Localidades, el traslado de la Tarifa Social Eléctrica de los sectores más vulnerables de la sociedad hacia los Municipios por un monto de 10.500 millones que van a tener que afrontar, los milites a la recaudación que venían en las tasas municipales y ni la baja de 3 al 1,5 por ciento en los gastos de los 135 Concejos Deliberante.

El dato de color del Presupuesto tanto para el 2018 como para el 2019,  está en las obras que nos corresponden a los Nuevejulienses provistas por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos para ambos años. Ha dicha área se vertieron, para el año próximo, unos 23.000 millones de pesos. Esto es un 29% más que en 2018 pero casi 16 puntos por debajo de la inflación.

En el Presupuesto 2018 al Partido de 9 de Julio en montos y obras le correspondieron una suma de $ 10 millones de pesos. De los cuales $1.000.000 serán para la construcción de cañerías de agua y los otros $9.000.000 para el Hospital Julio De Vedia.

En el Presupuesto 2019 al Partido de 9 de Julio en montos y obras le corresponderán una suma de $ 9.947.220 millones de pesos. De los cuales serán destinados para Hospital Julio De Vedia, Optimización de Agua Potable y 25 Viviendas.

Nuestro partido salió perjudicado, no solamente, en cuanto a los montos de las obras, ya que, de los $ 10 millones que le correspondieron en el 2018 trasladado a precio dólar (Diciembre 2017), ascendía a U$D 570.000 y los casi $ 9.947.220 millones para 2019 trasladado al precio del dólar actual promedian U$D 270.000. Es decir que perdimos un promedio de más del 105 por ciento. Sino que también nos vimos afectados en las designaciones de las obras. Que son las mismas tanto para el 2018 como para el 2019.

Ya que si las 25 Viviendas a construir en el Presupuesto 2019 son las mismas que ya se están construyendo en el “Barrio Los Aromos”, hay un error importante, porque en el Expediente 4082-2609/2016 se previó la inversión con un monto de $21.640.000 millones de pesos, en el entonces año 2016.

¿Entonces, cuales son las verdaderas obras que le corresponden al Partido de 9 de Julio para el entrante año 2019? ¿Por qué la Gobernadora Vidal no presta la ejecución presupuestaria del corriente año? ¿Qué obra llevaron adelante en el 2018 si prevén las mimas para el 2019?