Dirigentes de la Cuarta salieron a apoyar la embestida contra Maduro

Tras la decisión de la Casa Rosada de desconocer la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, varios dirigentes de Cambiemos de la región se acoplaron a la estrategia oficial.

Con la decisión del gobierno argentino de no reconocer un nuevo mandato de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, fueron varios los legisladores, concejales y dirigentes de Cambiemos que respaldaron un rechazo virtual en las redes sociales.

Bajo el hashtag ·#NoTeReconocemos, Mauricio Macri, como miembro del Grupo de Lima, compartió un mensaje que rápidamente fue replicado por los dirigentes del espacio. Entre otros, se hicieron eco la senadora Ana Laura Geloso (General Arenales), la diputada Felicitas Vecca Varela (Pehuajó), y el senador Leandro Blanco (Chivilcoy), entre otros.

También lo hizo Sergio Buil, diputado nacional y ex intendente de Rivadavia. “El deterioro democrático de Venezuela quedó expuesto hoy con la nueva asunción de Nicolás Maduro. Un día triste para América Latina, pero principalmente para los millones de venezolanos. #NoTeReconocemos”, escribió en su cuenta de Twitter.

En tanto, Laura Ricchini y Juan Fiorini, diputados de Junín, optaron por retuitear el mensaje del Presidente

María Paula Barrios Barón, concejal de Rivadavia Primero-Cambiemos señaló “Buen mensaje Sr. Presidente” y acompaño la movida virtual con el hashtag #MaduroUsurpadorDeVzla”.

La movida fue respaldada además por ministros nacionales, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y ministros bonaerenses que salieron sobre el fin de la tarde a acoplarse a la estrategia diseñada desde la Casa Rosada.

“Su poder no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización. Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario”, afirmó Macri.

En esa línea, afirmó que “no importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional”.

El Grupo Lima realizó una embestida internacional en medio de la crisis humanitaria que vive Venezuela en medio de una grave situación económica y social. Según organismos internacionales, la masiva salida de venezolanos del país es la mayor del mundo occidental en los últimos años.

Por su parte, Maduro rechazó los cuestionamientos del Grupo de Lima, al que asoció a la injerencia de los Estados Unidos, reclamó un debate “cara a cara” con otros líderes de la región sobre lo que ocurre en Venezuela y llamó a terminar con la “agresión ideológica”.

El chavismo insiste en que se respataron las normas constitucionales  para avanzar en la renovación de las autoridades y citan que el 67,8% de los electores respaldaron su proyecto político para  un nuevo mandato presidencial.

(Cuestiòn Polìtica)