Dirigentes agropecuarios cuestionan el aumento del Inmobiliario Rural

 

Tras el aumento del 38% estipulado en el Presupuesto 2019 de la Provincia, representantes de sociedades rurales de la Cuarta manifestaron a Cuarto Político la inviabilidad del incremento que en dos años se irá al 88% y apuntaron a la reducción del gasto político en la misma línea.

Con los nuevos lineamientos de lo que será el Presupuesto 2019 sobre la mesa, desde el sector agropecuario se mostraron alerta ante la nueva presión impositiva con un porcentaje de aumento del Inmobilario Rural estipulados en un 38%, que contempla además una compensación a la mitad de la alícuota en Ingresos Brutos para el agro, que pasará de 1,5 a 0,75%.

En este marco, el sector de la Cuarta Sección no es ajeno a lo que se espera afrontar para el año próximo y, en diálogo con Cuarto Político, los representantes de las sociedades rurales de la zona no sólo no ocultaron su disconformidad, sino que consideraron que este nuevo incremento vuelve la situación inviable, teniendo en cuenta el acumulado del 88% en dos años y un rendimiento productivo por debajo.

Consultado por este medio, el presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, Ignacio Kovasky, señaló que este 38%, sumado al 50% que debieron afrontar este año, suma un aumento del 88% “totalmente desmedido”. “Hay que ver como se compensa ingresos brutos, si es sobre todo el agro o aclara un tope de facturación. El estado nacional por un lado dice que hay que bajar los impuestos y por otro lado la provincia y municipios aumentan, es una contradicción”, expresó.

Asimismo, agregó: “Tenemos retenciones, aumento del inmobiliario, tasas viales, y sentimos que no tenemos ningún producto que haya aumentado y nos haya generado ganancias en un 88% como aumentó el inmobiliario. Golpea a todos por igual y no todos pueden producir lo mismo”.

De esta manera, Kovasky pidió que el sector político hagan su propio ajuste “porque si siempre vamos a mirar lo mas fácil, es un circulo vicioso de aumentar impuestos sin achicar gastos”. “Hoy el campo paga impuestos por todos lados; el estado se queda con el 60% y el productor con el 40% tiene que volver a invertir y asumir riesgos. Es inviable, es una pena que sigamos con el pensamiento de seguir aumentando impuestos sin reducir gastos del estado”, cerró.

En esta línea, Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural de Junín, aseguró a Cuarto Político que “el aumento nos parece excesivo. El año pasado nos subió un 50% y ahora un 38%. Y en 2017 además subieron las bases imponibles, que se suman a las retenciones de este año”.

“Nos vemos muy afectados por la suba de impuestos. Estamos renegando con las inclemencias climática, los rendimientos, el aumento de los costos de producción y no tenemos acceso al financiamiento por las altas tasas”, sintetizó el dirigente rural.

Según explicó, “el productor siembra con unas tasas muy altas y el Estado no hace su trabajo que es reducir el gasto. El aumento es excesivo, el sector agropecuario no puede seguir pagando los platos rotos de la política”. 

“Lo mismo está sucediendo con el sector industrial. Pareciera que en este país los que producen y trabajan son castigados. El sector privado no puede crecer, la actividad cae y entramos en recesión. La única manera de que mejore es que el país produzca más y se invierta. Seguir exprimiendo al sector agropecuario no nos va a llevar a ningún lado”, concluyó. 

(Cuarto Polìtico)