DESTINOS: ITALIA

Encantos de Capri.

(Por Cecilia Lastiri)

La isla de Capri está situada en la parte sur del golfo de Nápoles, en continuidad con la península sorrentina, terminada en Punta Campanella, frente a las islas de Procida e Isquia (situadas en la parte norte del mismo golfo de Nápoles).

El historiador y geógrafo griego Estrabón, en su “Geografía” consideraba que Capri estuvo en un tiempo remoto unida a tierra firme. Esta hipótesis fue confirmada recientemente, y sustentada por las mismas características geológicas que presenta la isla con la Península Sorrentina, y por hallazgos arqueológicos.

Coexisten en la isla dos centros urbanos, diferentes tanto por su separación geográfica como por sus tradiciones y origen étnico: Capri y Anacapri. Estas diferencias se explican con la natural proximidad de Capri con el mar: La presencia del puerto en efecto ha facilitado los intercambios comerciales y culturales con el Reino de Nápoles y ha determinado, consecuentemente, un mayor desarrollo económico.

Las dos comunidades estuvieron en un eterno conflicto, empeñadas cada una en defender sus propios derechos, exasperadas por la falta de una verdadera autonomía, que los obligaba, a lo largo de los siglos, a aceptar las gravosas pretensiones de los administradores enviados por el continente para controlar la economía local.

Para llegar es necesario tomar un ferri desde la costa de Nápoles. El viaje dura entre 20 y 40 minutos, dependiendo siempre de las condiciones climáticas y del viento.

Al arribar a la isla, por la Marina Grande,  son muchas las opciones que tiene el visitante. Si va por unas horas deberá elegir entre, caminar su centro histórico, pasear en coches convertibles con chofer, almorzar pescado fresco con vistas inigualables, recorrer los Jardines de Augusto, navegar  en bote hacia la gruta azul ó dar una vuelta a la isla en barco.

La GRUTA AZUL  es una cueva marina que está a sólo un metro sobre el nivel del mar, es por eso que se ingresa en lanchas y es necesario inclinar el cuerpo hacia abajo para no golpear la cabeza en la roca. Tiene unos 60 mts de profundidad y unos 25 metros de ancho. El interior es de color azul intenso, esto se debe a la iluminación natural que provocan los rayos de sol que se filtran por debajo del agua. Un espectáculo para el deleite.

ANACAPRI ocupa la otra mitad de la Isla de Capri. Se lo puede recorrer a pie y es un paseo exquisito, donde el viajero  descubrirá la esencia intacta de un pueblo tranquilo. Como atractivos, hay tiendas de souvenirs, se puede ascender al Monte Solaro, que es el pico más alto con 586 mts de altura, desde donde las vistas son inimaginables.

el centro histórico ó “piazzetta”  es un lugar colmado de tiendas exclusivas de renombrados diseñadores, bares y restaurantes de lujo, heladerías típicas y mucha gente alrededor. Caballeros de sombrero y zapatos en punta, acompañados de sus damas bellísimas. Para llegar, es necesario tomar el “funicular” desde la Marina Grande.

La Isla de Capri tiene algo especial en el aire, un magnetismo que seduce al visitante y se hace imborrable de su memoria. Serán sus vistas, los atardeceres que caen en sus costas ó las grutas marinas, centinelas de la Isla. Hay algo que hace que quien pisa ese maravilloso territorio, piense en volver.   

 

¡Te esperamos en Extramuros Viajes para programar tus próximas vacaciones!  15 años viajando juntos.

La Rioja 1176  casi Vedia, Tel 02317 425025 /425006  o envíanos tu consulta por mail a    extramuros@extramurosviajes.com.ar   o visita nuestra web  www.extramurosviajes.com.ar