DESTINOS: CROACIA

Dubrovnik, la perla del Adriático

(Por Cecilia Lastiri)

Con 35 metros de altura y una longitud superior a los 2 kilómetros, las murallas que protegen el casco antiguo de Dubrovnikconstituyen uno de los mejores miradores de la ciudad, pues se puede recorrer todo su perímetro a pie. Patrimonio de la Humanidad desde 1979, es muy recomendable su visita pues desde lo alto de sus muros se aprecia perfectamente el efecto que produce el mar de techos de tejas que domina la ciudad vieja. 

 

Rodeada de altos muros y con uno de los puertos más bonitos del MediterráneoDubrovnik ofrece decenas de joyas medievales a pocos minutos una de otra. Tras franquear la puerta de Ploce, la calle de los Dominicos describe una curva hasta alcanzar la plaza Luza o de la Logia, en medio de la cual se alza la Columna de Orlando. Esculpida en 1418, era el símbolo del poder de la República de Ragusa, que alcanzó su esplendor comercial y artístico entre los siglos XV y XVI, e incluso llegó a competir con Venecia y Bizancio.

La calle Stradun (Placa) cruza la ciudad hasta la puerta de Pile, pasando primero junto a la Fuente Grande de Onofrio, una estructura circular que culminaba la canalización de agua que llevó a cabo la ciudad en el siglo XV. Esta amplia y animada avenida comunica también los monasterios franciscano y dominico, dos bellas muestras de arquitectura gótica de la región dálmata. Por último conviene echar un vistazo a la ciudad desde el paseo de lizas, el mejor balcón a esta vieja y preciosa ciudad croata.

Puerta de Pile

La entrada oeste está precedida por un puente que cruza un foso, actualmente convertido en un jardín. La majestuosa entrada de Pile está presidida por un arco renacentista sobre el que se encuentra una estatua de San Blas, el protector de la ciudad de Dubrovnik.  

Fuerte de san Juan

Data de mediados del siglo XIV, desde cuando se convirtió en una de las principales estructuras defensivas de la ciudad. En aquella época, cada noche se unía con una cadena a la torre de San Lucas para cerrar el puerto. 

Monasterio dominico

Este imponente recinto, fundado en 1225, posee elementos del románico al barroco. En su interior expone una valiosa colección de arte gótico, y también es posible visitar su bellísimo claustro, centro de referencia filosófica y teológica desde el siglo XIII.

La impresionante catedral de Dubrovnik

El tesoro catedralicio exhibe piezas de oro, esmaltes y pinturas de la antigua Bizancio, de Venecia y de ciudades del Mediterráneo oriental. Tras la destrucción de la antigua catedral bizantina y románica a causa del terremoto de 1667, una nueva fue levantada sobre los cimientos de la vieja entre los siglos XVII Y XVIII

Stardun, el núcleo del casco antiguo

La calle más célebre de la ciudad de Dubrovnik es también el núcleo del casco antiguo y uno de los lugares más animados. En ella se encuentran los edificios más representativos como la plaza Luža, el Palacio Sponza o la Catedral dominica. Hay además multitud de tiendas, restaurantes y cafeterías donde se puede percibir el verdadero ambiente de la ciudad.

Stara Luka, el puerto viejo

Más de 200 naves atracaban en los muelles de Dubrovnik en los siglos XV y XVI. De aquella época de esplendor mercantil quedan en pie la Logia y el Arsenal, los antiguos astilleros, que ahora alojan un café y bar; a un lado y otro del puerto se alzan el fuerte de San Juan y la torre de San Lucas.

 

En la Salida Grupal Acompañada el 11 de Junio 2018 Balcanes al Completo, Extramuros Viajes te lleva a conocer esta hermosa ciudad a orillas del Adriatico.

 

Te esperamos en Extramuros Viajes, La Rioja 1176 casi Vedia, para  brindarte el mejor asesoramiento.  ¡15 años viajando juntos! O envianos tu consulta a extramuros@extramurosviajes.com.ar     Tel: 02317 425025/425006