DESTINOS: COLOMBIA

Bogotá, la “Caja de pandora”.

(Por Cecilia Lastiri – Extramuros)

Es posible que no sea el primer destino que se elige cuando uno viaja a Colombia. Sin embargo, Bogotá es una verdadera Caja de Pandora que sorprende por su centro histórico, museos, áreas naturales y espacios con ambiente.

Aquí les presento los principales sitios de interés que hay que ver en la capital colombiana.

 

El corazón de Bogotá es su centro histórico y cultural, el barrio de La Candelaria. Casas coloniales que se alinean en las calles empedradas que suben y bajan el relieve irregular, puertas trabajadas y ventanas de hermosas rejas, se alternan con bares bohemios y pintorescos restaurantes donde se puede probar la gastronomía típica santafereña. Ideal para caminar sin apuro y dejarse sorprender por los muchos sitios para visitar, que se encuentran a la vuelta de cada esquina.

En La Candelaria se encuentra el museo dedicado a la obra del mundialmente reconocido artista antioqueño. Allí se pueden apreciar 123 de sus pinturas, esculturas y dibujos. También pertenece a su acervo la colección privada de Botero, con 85 obras de grandes artistas internacionales de la talla de Renoir, Dalí, Chagall, Picasso, Miró y Bacon, entre otros.

El Museo del Oro considerado como el museo más importante de Colombia, es otro buen motivo para visitar Bogotá. Su exposición permanente cuenta la historia de la relación que tenían con éste y otros metales las sociedades prehispánicas que habitaron en la región. Las impresionantes piezas de enorme belleza y gran nivel de detalle se distribuyen en cuatro salas donde se aprecia cómo se trabajaban los metales y la simbología y el uso que se les daba en la Colombia prehispánica. La espectacular sala de La Ofrenda invita al visitante a sentirse parte de una impresionante ceremonia.

El cerro de Monserrate, con su santuario blanco, parece custodiar la ciudad desde lo alto. Se puede subir, tanto de día como de noche, en funicular, teleférico o escaleras (esta última opción sólo para los osados con un gran estado físico o pagadores de promesas). Desde lo alto se aprecia una vista deslumbrante de la ciudad. Una vez arriba se puede visitar el Santuario del Señor Caído, importante centro de peregrinaciones concluido en 1657. Hay tiendas de artesanías, restaurantes y puestos de comidas típicas.

 Muy cerca de Monserrate se encuentra la Casa Museo Quinta de Bolívar, regalo del gobierno de Nueva Granada al Libertador tras la Guerra de Independencia. Allí vivió en forma esporádica desde 1826 hasta su muerte en 1830. Adquirida nuevamente por el Estado en 1922 y restaurada para convertirla en museo, hoy variados objetos personales, mobiliario y escritos de Bolívar permiten comprender parte de su vida y de la historia del continente. Capítulo aparte merecen los hermosos jardines, un verdadero oasis en medio de la ciudad.

 Uno de los centros gastronómicos de Bogotá es el que rodea al Parque que se encuentra  en la zona de Chapinero. Restaurantes, bares, cafés, pubs y tiendas se ubican alrededor de esta gran plaza que se ha convertido en uno de los lugares de moda de la ciudad. La exclusiva zona reúne propuestas variadas y cosmopolitas que atraen a gran cantidad de gente y convierten a la vida nocturna del lugar en una de las más animadas de la capital colombiana.

La Zona Rosa es uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, con una amplia oferta gastronómica y comercial, y el lugar ideal para salir de noche en plan de diversión a sus muchos bares y discos. Dentro del área, se destacan dos peatonales que forman una letra T en el trazado urbano, y reúnen gran cantidad de restaurantes y bares de moda, centros comerciales y áreas de entretenimiento.

 Si las zonas gastronómicas de moda de Bogotá son un buen motivo para visitar la ciudad, hay un restaurante que por su original propuesta es de por sí una razón para querer ir o regresar a la capital de Colombia. Se define como un “restaurante locombiano”, por su alucinada propuesta; y también como “bar, bailadero, miradero, conversadero, estadero”. Y es que la experiencia en el local es siempre única. Se trata del extraordinario Andrés Carne de Res, un sitio donde la ambientación inverosímil de las decenas de salones, el original menú, la extraordinaria animación se convierten en un buen resumen del Realismo Mágico que Colombia levanta como bandera de promoción turística. Para almorzar, cenar o bailar hasta la madrugada. Es necesario ir para entenderlo, porque es -sin exagerar- uno de los restaurantes más originales del mundo.  Queda en realidad en Chía, un poblado a unos 30 minutos de la capital, donde funciona desde 1982; desde 2009 cuenta con una sucursal urbana.

 Primero lugar de asentamiento indígena, luego poblado colonial de grandes haciendas y finalmente un barrio más incorporado a la urbe, que conserva su deliciosa arquitectura de la época de la colonia. Usaquén, al norte de Bogotá, es una de sus zonas más encantadoras. Los domingos, a su belleza tradicional se suma un atractivo mercado de pulgas en el que se encuentran regalos, artesanías, dulces típicos, antigüedades y artículos usados. En los alrededores, la oferta de restaurantes también merece una visita.

La Calera su  mirador es probablemente uno de los mejores lugares para ver Bogotá desde las alturas y capturar las panorámicas, y sin lugar a dudas el palco perfecto para apreciar sus magníficos atardeceres. A 9 km. hacia el noreste de la ciudad se encuentra el serpenteante camino donde colombianos y visitantes se detienen a mirar y a tomar un canelazo, típico trago caliente con aguardiente, panela (bloque azucarado hecho con jugo de caña) y canela. Puede ser simplemente al paso o en alguno de los bares y restaurantes, aunque conviene consultar antes de sentarse, porque algunos cobran un cubierto bastante abultado a causa de la vista.

Te esperamos en Extramuros Viajes ¡15  años viajando junto a vos!

La Rioja 1176  casi Vedia, Tel 02317 425025 /425006  o envíanos tu consulta por mail a    extramuros@extramurosviajes.com.ar   o visitá nuestra web   www.extramurosviajes.com.ar