DESTINOS

La fascinante Lisboa

(Por Cecilia Lastiri)

La Ciudad de Lisboa es la capital de Portugal, como así también del distrito, la región y el Area Metropolitana de Lisboa. Situada a unos 17 km. de la costa atlántica, se extiende sobre las colinas empinadas de la ribera norte del río Tajo. Su población alcanza los 700.000 habitantes, aunque su área metropolitana supera los 2,6 millones, lo que representa un cuarto de la población de Portugal. La ciudad se divide en 53 “freguesias”, que a los efectos administrativos se agrupan en 4 barrios: Alfama, la Baixa, el Bairro Alto y Belem.
Lisboa es el centro político, económico y cultural del país; por su ubicación geográfica privilegiada y su rico pasado es un destino turístico muy apreciado.

Fue duramente golpeada por un terremoto en 1755, lo cual la dejó totalmente destruida; sus calles céntricas, en la zona de la Baixa, datan fundamentalmente del siglo XVIII. A ambos lados del centro se extienden sobre las colinas la Alfama, el barrio más antiguo, y el Bairro Alto, pintoresco y señorial, ambas dos zonas muy agradables.

En otros tiempos, cuando Portugal lideraba el comercio mundial, Lisboa era un puerto muy importante. Hoy los muelles fueron trasladados a otra zona, pero a 6 km al oeste del centro se encuentra Belem, el antiguo puerto que testimonia el pasado marítimo de la ciudad. La Torre de Belem y el Monasterio de los Jeronimos son símbolos de la ciudad y testimonios del pasado glorioso de Lisboa en la Era de los Descubrimientos

Dos puentes vinculan ambas márgenes del río Tajo: el puente 25 de Abril, al sur, construido en 1966, que une Lisboa a Almada, y el puente Vasco da Gama, que data de 1998, que une Lisboa a Montijo, en el noreste.
El aeropuerto de Lisboa, Portela, se sitúa a 7 km del centro en la zona noreste.

La ciudad cuenta con una importante red ferroviaria de 8 líneas (4 líneas de metro y 4 de tren suburbano) con 118 estaciones, de las cuales 48 están en la ciudad y 70 en el área suburbana. Las estaciones principales son la Estación de OrienteCais do Sodré y Santa Apolonia. También se presta servicio de transporte colectivo. El metro constituye la forma de traslado más económica, aunque su red es limitada y aún no cubre todas las zonas de la ciudad. 
Los tranvías eléctricos forman parte del paisaje de la ciudad y constituyen una forma agradable de recorrer Lisboa, aunque sus recorridos no son muy extensos: a lo largo del río hasta Belem y rodeando las colinas. Son especialmente interesantes las vistas que ofrecen los que circulan por las zonas históricas o por la orilla del Tajo. Todavía pueden verse tranvías que datan de la Primera Guerra Mundial circulando junto a los más modernos! 

 

Un paseo para saborear la nostalgia de sus barrios y las nuevas propuestas artísticas.

Lisboa está construida sobre siete colinas y bueno es empezar por el Castillo São Jorge, un recinto fortificado junto al antiguo barrio árabe de Alfama.

Misteriosa, romántica, decadente, habitada por fantasmas, atlántica, refinada, alternativa, reflexiva. Lisboa es todo eso y más, territorio musical y literario por excelencia.

Imposible dejar de visitar estos puntos turísticos de la fascinante Lisboa.

Alfama

Vista del Panteón desde la iglesia de San Vicente, en el barrio de Alfama.

Largo do Carmo

Una fuente o chafariz del siglo XVIII ocupa el centro de esta plaza, situada frente al convento del Carmo, una obra gótica sin techo desde el terremoto de 1755.

Cafés y fado en el Chiado

Es el barrio de los intelectuales, donde Fernando Pessoa y otros poetas charlaban tardes enteras.

La Catedral lisboeta

La sobria fachada románica aparece en un giro de la calle que sube por el barrio de Alfama hasta el Castillo.

Barrio Alto

Las calles de este distrito suben por una colina situada justo enfrente del Castillo de São Jorge y el barrio de Alfama.

Alfama

El mirador de Santa Lucía se asoma sobre los tejados rojos de Alfama que descienden hasta alcanzar el río Tajo.

Convento de los Jerónimos

La obra cumbre del barroco manuelino, del siglo XVI, se edificó con los impuestos sobre las especias.

Iconos

Los azulejos, el Monumento a los Descubrimientos y los pasteles de Belém son un sello de la identidad lisboeta

Torre de Belém

Declarada Patrimonio de la Humanidad, fue erigida entre 1515 y 1519 para defender la ciudad desde el río

Avenida de Brasilia

El paseo desde la Torre de Belém pasa junto al Monumento a los Descubrimientos (1960).

 

Te esperamos en Extramuros Viajes para programar tus próximas vacaciones!  15 años viajando juntos!

La Rioja 1176  casi Vedia   Tel 02317 425025 /425006  o envíanos tu consulta por mail a    extramuros@extramurosviajes.com.ar  o visita nuestra web   www.extramurosviajes.com.ar