DESTINOS

Las mejores calles para ir de compras en Europa.

(Por Cecilia Lastiri)

Si los mercados son el alma de la ciudad, las grandes avenidas comerciales también dicen mucho de la cultura del país en que se encuentran. A lo largo de sus aceras, salpicadas de tiendas internacionales, algunos deliciosos negocios locales se resisten a claudicar frente a las grandes superficies. Y junto a ellos, antiguos palacios, iglesias y monumentos han permanecido impasibles ante los cambios de nuestro tiempo.

En algunas ciudades son los propios productos los que se han convertido en la seña de identidad de un país. Ocurre en Estambul, donde las lámparas y las pashminas que los turcos lucen con orgullo, también llenan las maletas de quienes visitan la ciudad. Por su parte, Oslo y Berlín son otros de los lugares que la gente visita buscando prendas y muebles de diseño. O Londres y París, dos destinos donde el viajero suele volver a casa con algún capricho en el equipaje, pues ambas capitales representan iconos de la moda con artículos realmente exclusivos. Europa está repleta de grandes avenidas, peatonales o no, donde el paseo por ellas incita a conocer algunos de sus locales, restaurantes, escaparates, bares… Eso sí, muchos de ellos realmente prohibitivos. Te invitamos a conocerlas.

Karl Johans Street, Oslo

Es una de las arterias principales de Oslo, y posiblemente la calle más bonita de la ciudad. Además de un gran número de comercios de todo tipo, en ella podemos admirar sus múltiples plazas y jardines, además de sus edificios, palacios y sedes gubernamentales. Uno de los tramos es peatonal y en él encontramos pequeñas iglesias, la catedral de la ciudad, la Universidad de Oslo y el Teatro Nacional. El paseo es uno de los más agradables de la urbe y suele estar ambientado con música de diversos artistas callejeros.

Campos Elíseos, París

Es la avenida más importante de París. Dos kilómetros que comunican el Arco del Triunfo con la plaza de la Concordia en cuya parte alta se encuentran algunas de las boutiques y firmas de moda más exclusiva. También existen centros comerciales, restaurantes y cafés. La principal característica de esta avenida son sus largas hileras de árboles, plantados con la apertura de la calle en 1640. Actualmente, los Campos Elíseos es un lugar imprescindible para los amantes de las compras.  

Strøget, Copenhague

Esta calle peatonal es la zona comercial más grande de Europa. Nace en la misma plaza del ayuntamiento y su recorrido llega hasta Kongens Nytorv, donde se ubican algunas de las tiendas más conocidas. En su transcurso cuenta con numerosas callejuelas repletas de comercios de lo más variopintos, restaurantes y cafés. La calle de Strøget fue cerrada al tráfico en 1962, sirviendo como ejemplo a otras grandes urbes europeas.

Via Corso, Roma

Con un kilómetro y medio de longitud, El Corso es una de las calles principales de Roma que cruza todo su casco histórico. Además de ser uno de los núcleos comerciales de la ciudad también es un reclamo para cualquier turista por su cercanía a algunos monumentos de interés como el Panteón de Agripa o la Fontana di Trevi.  

Nowy Swiat, Varsovia

La calle comercial más visitada de Varsovia forma parte de la llamada “Ruta Real”, un paseo del siglo XVI utilizado por los reyes de Polonia para cruzar desde el castillo a alguno de sus palacios de las afueras que servían como residencias veraniegas. En ella se ubican algunos de los edificios históricos de la ciudad como los palacios de Kossakowski, Zamoyski o Staszic, además de los monumentos en homenaje a Charles de Gaulle y Nicolás Copérnico.

Oxford Street, Londres

Con más de 300 tiendas es una de las arterias principales de Londres que cruza horizontalmente la ciudad desde Marble Arch hasta Totenham Court Road, al otro extremo. La calle sigue una antigua ruta romana que servía como entrada a la ciudad y que unía Hampshire con Colchester. Actualmente, en ella se ubican algunas de las firmas más exclusivas de moda, también tiendas de complementos, bisutería, grades centros comerciales, librerías, restaurantes, tiendas de souvenirs, cafés y un gran número de escuelas de inglés.

Serrano, Madrid

Esta popular calle, llamada así por el político español Francisco Serrano y Domínguez, quien vivió y murió en ella, es una de las calles comerciales más famosas de Madrid. Aquí se encuentran algunas de las tiendas más exclusivas de la ciudad. También es conocida por ser una de las calles más caras de la capital de España, y porque en ella vivieron algunos personajes ilustres como el poeta Rubén Darío o el compositor Manuel de Falla.  

Na Príkope, Praga

Es una de las calles de compras más importantes de Praga, después de la plaza Wenceslao. A lo largo de ella se pueden encontrar varios centros comerciales, tiendas de lo más variadas y un gran número de restaurantes y cafés cuyas terrazas invaden parte de la calle. Hace unos años fue incluida en la lista de las 30 calles del mundo más caras para abrir una tienda.

Paseo de Gracia, Barcelona

Es una de las calles más céntricas de Barcelona y, desde este año, la más cara de España. Antiguamente es la que unía el centro de la ciudad con la villa de Gracia. Esta enorme avenida cuenta con tiendas de ropa para todos los bolsillos, desde las grandes cadenas a firmas exclusivas. Además, entre la plaza Cataluña y la avenida Diagonal se encuentran dos de los iconos del modernismo catalán, la Casa Batlló y  La Pedrera, ambas diseñadas por Antoni Gaudí. 

Váci-Utca, Budapest

Esta calle peatonal situada en el centro de la ciudad se remonta al siglo XVIII, aunque no se ha logrado conservar ningún edificio de la época. El más antiguo de ellos es de 1805. Váci Utca fue durante años una de las zonas comerciales reservadas a los húngaros más adinerados, actualmente se ha convertido en el corazón turístico de la ciudad. En ella se han establecido numerosas tiendas, centros comerciales, restaurantes y hoteles. 

Kurfürstendamm, Berlín

También conocida como Kudamm, esta popular avenida de 3,5 kilómetros cruza algunos de los principales barrios como Charlottenburg y Wilmersdorf. Durante la división de Berlín esta quedó cortada por el Muro, convirtiéndose en la principal calle comercial del lado occidental. En ella se encontraban todas las tiendas, restaurantes y cafés más de moda de la cuidad. En 1989 aquí se celebró la primera Love Parade de Berlín.

Istiklal, Estambul

En la parte más moderna de Estambul toda la atención se la lleva la avenida de Istiklal, o la avenida de la Independencia. Durante el Imperio bizantino, aquí es donde vivían los comerciantes genoveses y venecianos. Actualmente, esta céntrica calle que parte de Taksim es una zona comercial repleta de tiendas de las principales marcas internacionales.

Drottninggatan, Estocolmo

La conocida como la calle de la Reina es una de las vías más transitadas de Estocolmo. Va desde el puente Riksbron Norrströn a Observatorielunden, en Vasastaden, siendo gran parte de ella peatonal. También es de las más vivas gracias al gran número de comercios, restaurantes, bares y hoteles que se ubican en ella.