Deshojando margaritas

Copia de tapa621AGUA DE RED EN CIUDAD NUEVA

En abril vence la prórroga de la concesión a la Cooperativa Eléctrica y aún no se sabe quién será el prestador. Mientras el gobierno comunal busca transferirla a la provincia, la oposición espera la municipalización. ¿Quién se hará cargo de la criatura?

El martes 7 de enero vecinos del barrio Los Aromos se reunieron con los bloques de la oposición, con la CEyS y el grupo “9 de julio Todos por el Agua” para saber qué sucederá con el futuro de ese sector de la ciudad.

 

El 21 de abril de 2013, después de 20 años, se le venció a la Cooperativa Eléctrica la concesión del Agua de Ciudad Nueva. Pero el municipio le renovó dos veces la prestación por seis meses más hasta definir la situación. Fecha que caduca el próximo 21 de abril.

Sin embargo, en todo este tiempo aún no hay una decisión firme sobre quién será el prestador. Y todos buscan soluciones no sólo por quién será el prestador sino también para el que lo sea, garantice cantidad y calidad.

En busca de soluciones, los bloques de la oposición se unieron bajo una consigna en común: todos buscan que el servicio se municipalice. Las voces no coinciden con el gobierno local que mira con buenos ojos transferirlo a la Provincia. Alega no tener fondos suficientes para hacer las obras que se requieren.

Por eso en la reunión en el barrio Los Aromos, la segunda que tienen con los vecinos, los concejales plantearon su postura a la cooperativa. De esta manera buscan activar todos los mecanismos necesarios para llegar a una solución definitiva en abril, cuando la concesión caduque definitivamente.

Si bien los ediles manifiestan su deseo de que el servicio continúe municipalizado a través de la cooperativa también reconocen que éste debe garantizar “una solución integral”. Así lo manifestó el concejal del PRO, Paolo Barbieri: “Le planteamos a la cooperativa que lo mejor para Nueve de Julio sería que el servicio siguiera siendo municipal porque es más fácil tener los problemas en el municipio que ir a golpear las puertas de la provincia. Pero para defender esa idea necesitamos algún tipo de solución integral: porque si no se puede dar ningún tipo de solución para aumentar la calidad y cantidad de agua desde el municipio , quedaríamos con las manos atadas ”.

Si bien, ni bien finalizada la concesión el 2013 la Cooperativa Eléctrica y de Servicios Mariano Moreno habría manifestado su intención de no continuar con el servicio, durante la reunión del barrio Los Aromos, habría quedado en que en quince días presentaría varios proyectos y alternativas para continuar con la concesión. “La cooperativa quedó en hacernos llegar planes de inversión, tres diferentes alternativos, sobre cuál sería la inversión y la obra que necesitarían hacer para seguir haciéndose cargo del servicio. Estaremos a la espera y, por supuesto, consultaremos también la postura del ejecutivo municipal”, remarcó Barbieri.

El cambio de actitud de la cooperativa obedecería a que se encontró con un escenario distinto al planteado en 2007. Así lo explicó el concejal Martín Banchero. “La cooperativa dijo que no ha hecho inversiones en los últimos años porque desde el 2007 , el Ejecutivo le viene planteando que no quiere seguir con el servicio municipalizado sino que quiere provincializarlo. Y la cooperativa dejaría de ser parte de esa concesión. Por eso la cooperativa no ha hecho inversiones. Además siempre encontraban la negativa como querían que ellos no fueran parte de este servicio. Pero ahora se encontraron con una postura nueva. Ahora hay una situación política distinta: hay una concientización de la población, hay vecinos organizados y porque hay una nueva conformación del Concejo Deliberante que está decidido a que ese servicio continúa siendo municipal”.

Por otra parte, el concejal Raúl Barbatto fustigó al poder Ejecutivo afirmando que “le falta involucrarse un poquito más”. “Debe decirnos qué es lo que tiene pensado hacer”, remarcó.

También reconoció “que por el momento no vamos a tener calidad, de esos somos conscientes, pero por lo menos sí podemos darle cantidad que, hoy por hoy, es primordial”.

Barbatto aseguró que la cooperativa estaría en condiciones de seguir brindando el servicio “pero no en estas condiciones. La cooperativa está muy conforme con las propuestas que le hemos dado los bloques. La cooperativa quiere quedarse con el servicio de agua pero está también en manos del ejecutivo. Falta una decisión política”.

Durante la última sesión del 27 de diciembre se votó por unanimidad un pedido de informes para que el Ejecutivo de una respuesta sobre lo que tiene pensado hacer. “El plazo ya se elevó al Ejecutivo, no creo que pase más de una semana. En diez días más, la Cooperativa nos entregaría los esbozos de las diferentes variables que puede llegar a haber, así que en diez días más habría una nueva reunión inclusive hasta con una nueva sesión”, aclaró Barbatto.

Por último el concejal Martín Banchero recordó que durante la reunión participaron casi todas las partes (a pesar que algunos bloques unipersonales no estuvieron dieron su apoyo). “Hay distintas variables que hacen que de esta reunión se pueda sacar algo positivo. Creemos que faltaba la pata fundamental que es el poder ejecutivo pero que estén las distintas organizaciones y el grupo “9 de Julio Todos por el agua”, esto allana el camino para futuras gestiones”, destacó.

 

Por último Banchero remarcó que “queremos ir al Ejecutivo con un proyecto factible en lo político y en lo económico. Por eso nos queríamos sentar con la cooperativa para que no sea una simple expresión de deseos”.

 

=================

LA POSICION OFICIAL

 

En pos de la provincialización

 

En declaraciones al matutino Tiempo, el jefe comunal se mostró en contra de la municipalización alegando que no tiene recursos para afrontar las obras. Además aseguró que están consultando a la Asesoría General de Gobierno “a los efectos de saber qué pasos hay que seguir para la provincialización”.

 

También recordó que ABSA y la Dirección Provincial de Aguas y Cloacas están realizando obras “ que pueden darnos este servicio con sólo llevar un acueducto de 2500 metros hasta la altura del primer pozo que tiene Ciudad Nueva, una vez finalizada la etapa del vallado, la cisterna y la planta de tratamiento, estamos hablando de un año, un año y medio” por lo que enfatizó que “sería inútil que esto quedara en manos del municipio para después tener que comprar el agua y pagarle un peaje a ABSA”*.

 

Pro eso descartó por completo la idea de la municipalización. “Todo esto implica un gasto extremadísima mente alto que hoy la municipalidad no está en condiciones de asumirlo ni en condiciones de asumir un crédito. Nosotros podemos endeudarnos en alrededor de 6 millones de pesos y ya tenemos un débito de 3,5 millones pedido . Y acá estamos hablando de más de 10 millones de pesos, por lo que es imposible que logremos ese objetivo, no tenemos con qué endeudarnos porque no nos dan los recursos”, arguyó.

 

 

*Declaraciones del intendente Walter Battistella. Fuente: diario Tiempo, pág 2, martes 14 de enero.