Dame un consejo

(Por  Juan Manuel Jara)

Nos metimos en el Consejo Escolar. Que debe hacer y, a veces, no hace un consejero. Su presidente actual, Roberto Asenjo, y el desafío de recorrer las escuelas del Partido sin vale para combustible.   

 

            Semanas atrás, la trágica explosión en una escuela de Moreno puso en el tapete a una institución llamada Consejo Escolar. Parte del sistema educativo provincial, los Consejos Escolares están repartidos en diversos Partidos. Por supuesto, 9 de Julio también tiene su Consejo Escolar. Y para conocer cuál es su actividad dialogamos con el actual presidente, Roberto Asenjo.

            “Hay gente que toma el trabajo en serio y hay gente que lo toma con cierta responsabilidad, entre comillas”, arranca Asenjo.  “Nosotros lamentamos lo que pasó en Moreno. Y todo este trabajo se sumó a la tarea de relevamiento de escuelas”.

            SEMANARIO EXTRA: ¿Cuál es la función básica que tiene un Consejo Escolar?

            ROBERTO ASENJO: Tiene varias. La parte edilicia, la infraestructura, dependen del Consejo Escolar. Es responsable que en las escuelas públicas todo esté funcionando, que tengan gas, agua, las instalaciones eléctricas , que la estructura este bien, que no se lluevan, que anden las cloacas y los pozos sépticos.

            El Consejo actual comenzó a trabajar en diciembre pasado con muchas de las necesidades que ya estaban plasmadas por lo directores, sumadas a las que anotamos en las visitas que hicimos, y así en ese contacto con los directores de los establecimientos es que notamos lo que hace falta.

            SE: ¿Cómo está conformado el Consejo Escolar?

            RA: Somos seis consejeros y trabajamos en equipo. Cada cual tiene un área determinada. Hay distintas comisiones conformadas. Hay una sesión ordinaria semanal y si algo se presenta de urgencia, se hace una extraordinaria para tratar ese tema puntual.

            Los consejeros vienen de distintas facciones políticas. Son cargos electivos con mandato por cuatro años y posibilidad de una reelección. La mayoría son docentes o auxiliares docentes. El sueldo es el mismo que tenga en su actividad docente al momento de pasar al Consejo. En casos muy esporádicos, un consejero puede no ser docente ni auxiliar,  en ese caso percibe el equivalente a un salario mínimo de un auxiliar, establecido así por la ley 10.430.

            SE: ¿De dónde salen los fondos que manejan?

            RA: Una parte de Provincia, del Fondo Compensador, del Fondo de Riesgo de Inicio y la otra a través del Fondo Educativo. El 40% de eso, según un acta acuerdo, debe ir a infraestructura escolar. El consejero  tiene que tomar nota de la necesidad, deliberar , definir la obra por prioridad, manejar el fondo y controlar esa obra. Es una tarea más extensa que la de un concejal. Uno puede decir que el consejero escolar va en el fondo de una lista, como de relleno. Por eso es importante que el que quiere ser consejero sepa que es una tarea con responsabilidad y compromiso. Que sepa que tiene que salir a la calle y trabajar, trabajar y trabajar.

            SE: No es una tarea de escritorio.

            RA: Yo no la tomo así.

            SE: ¿Hay alguno que sí?

            RA: Va en cada uno. Habrá alguno que se sienta en una silla y esta así cuatro años y no pasa nada, nadie le va a decir nada. Pero va en cada uno.

            SE: ¿Quién controla las obras?

            RA: Trabajamos con la DPI (Dirección Provincial de Infraestructura) y a través de ella tenemos profesionales designados que son los que evalúan las obras. Esa persona es quien firma, supervisa y avala, da instrucciones de lo que hay que hacer o como se ejecuta.

            Lo sucedido en la escuela de Moreno puso en el tapete cuestiones con el manejo o, mejor dicho, desmanejo en un Consejo Escolar, y la liviandad a la hora de hacer un trabajo o elegir quien lo ejecuta.        

            “Tenemos un gasista con matrícula de primera y otro de segunda. Dependiendo la obra mandamos al que corresponda. Eso es tarea del consejero. Y no podés equivocarte. Ahí está nuestra tarea”.

Arreglate como puedas

            El Partido de 9 de Julio es extenso y llegar a todas las escuelas del partido, en zona urbana o rural, es un desafío que implica recorrer muchos kilómetros. Y al parecer no es una tarea que atraiga a todos los consejeros por igual. ¡Ups, al parecer pisamos una baldosa floja!

            RA: Metiste el dedo en la llaga.

            SE: ¿Hay una llaga ahí?

            RA: Tratamos de repartir. Hay gente que pide salir y hay gente que no.

            SE: ¿No hay vehículo oficial?

            RA: No hay, ponemos el nuestro

            SE: ¿Tendrán vales de combustible?

            RA: No tampoco.

            SE: ¿De la plata que recibe el Consejo Escolar, no hay una partida para logística y movilidad?

            RA: No hay nada. Pero es un problema de toda la provincia de Buenos Aires. Existe un vale de combustible a través del responsable de la DPI, que lo puede gestionar. Pero para nosotros, al no tener una persona fija en la DPI, no contamos con ese vale. Así que es todo a pulmón. Sacamos de nuestro sueldo. Y a veces es bastante. Suma mucho cuando uno dice recorrí tanto en el mes y el costo es importante más que nada con el precio del combustible hoy, pero también  son las cubiertas o suspensión.

            SE: ¿Hicieron algún reclamo?

            RA: Lo hicimos, a ver si podíamos hacer algo con el municipio, nos han ofrecido la camioneta oficial, de hecho la hemos utilizado, pero es muy difícil coordinar el tiempo o la urgencia del llamado y la demanda, para depender de si ese vehículo esta disponible. Nos llamó un director y nos dijo que necesita que vaya un consejero rápido para ver una obra de gas. Consultamos a ver si estaba el vehículo y nos dijeron que recién en dos días estaba disponible. Uno sabe que el que llama lo hace por una urgencia. Así que bueno, es una tarea que la tenés que tomar con un compromiso importante para cumplir.

            SE: Por lo que decís da la sensación que no todos los consejeros están en la misma sintonía.

            RA: Claro… hay algunos que están dispuestos, otros no.

            SE: ¿La tarea es la misma para todos?

            RA: Si, no me la voy a dar de héroe. Pero algunos están dispuestos a recorrer y a otros es como que les falta impulso. Pero bueno, es una cuestión propia de cada uno, nada más.

            SE: Si, lo que pasa que son cargos públicos.

            RA: Es así la realidad. En otros lugares sucede que el municipio les da un vale, una ayuda para facilitar la tarea. Hoy por hoy no está, quizás mañana aparezca. No es más que la realidad, no es una queja. Por ahí alguno me dirá que  estoy llorando por dos pesos, pero no son dos pesos. Vas a la escuela de Converse, tenés casi 50 kilómetros de tierra para ir y otro tanto para volver. Corbett, otra escuela, son 70 kilómetros. Al Jabalí, Quiroga, tenés que llegar y movilizarte hasta allá. Y hay escuelas que aun no hemos podido llegar. Hay muchos reclamos.

Seguridad

            SE: Días atrás, una persona que conoce del tema nos dijo que tanto la Escuela 1 como el Colegio de Hermanas, llegado el caso de una evacuación general, pueden ser una trampa mortal, porque no están preparados ediliciamente y por la cantidad de alumnos que hoy asisten. Teniendo en cuenta esto ¿se puede trabajar en la prevención?

            RA: Lo que vos decís es cierto. Y también existe un mapa de riesgo y un plan de evacuación. Muchas escuelas grandes lo han trabajado, tiene los planos puestos y vías de escape. Falta poner en práctica un plan de evacuación. Nosotros lo tenemos pensado como una cuestión pedagógica. Lo hemos hablado con la Inspectora Distrital. Pero también hay cuestiones edilicias. Como vos decís, la Escuela 1 es una trampa mortal, no tiene las escaleras adecuadas, pero ¿qué hacemos? ¿La cerramos? Van un montón de alumnos ¿dónde los ponemos? En tres meses no hacemos una escuela. Hay muchas necesidades. Lo ideal sería hacer un edificio nuevo, trasladar los chicos ahí y hacer las obras. Digo la Escuela 1 que está acá frente a la plaza y ahí se ha gastado dinero en refacciones, electricidad, techo. Son edificios viejos, pensados en otros momentos. Si es por seguridad, tenés que repensar el 80/90 por ciento de los edificios escolares. La accesibilidad, las rampas de accesos, ascensores, si te ponés a pensar en todo lo que hace falta lo cerrás y decís: ¿lo reformo o lo hago nuevo? Serían unos montos siderales como inversión. Para hacer hay muchísimo.

            SE: Decime algunas de las obras terminadas.         

            RA: Hay obras terminadas que restan inaugurar. Lo cual es un problema nuestro, como autocrítica, de falta de tiempo para comunicar. No comunicamos, y es un error nuestro (Nota del autor: es un error de toda la gestión Barroso) Son obras terminadas, como el techo de la Primaria 2, el desagüe pluvial del Jardín 1, a la Escuela 27 de Converse se le cambió parte del techo, las divisiones de la escuela, se mejoró la calefacción, gas y agua. En la Escuela 8 la calefacción. También una parte de la calefacción de la técnica. La 7 de Patricios tuvo recambio de techo y varias reparaciones. Y obras son muchas las que están en marcha en varias escuelas del distrito.

            Por lo visto ser consejero no da tiempo para aburrirse. Cosas para hacer y solucionar aparecen a diario. Quizás no en las condiciones ideales para ejercer la función. Mendigar por un vale de nafta para ejercer su función correctamente no habla bien de cualquier gestión que aplique esa política. Pero va en la responsabilidad de cada consejero hacer honor a su cargo. Algunos estarán a la altura. Habrá otros que prefieran esperar sentados.