Córdoba es tradición

(por Mónica Gómez) 

Una de las provincias más lindas de Argentina se ubica  en el centro del país. Recorrerla es volver a la infancia, a las vacaciones de familia, con ríos  por todos los caminos.  Córdoba es tradición, costumbres y relax. Eso se transmite en la provincia con un sinfín de destinos turísticos y festivales que dan provecho a todo su encanto. Sin contar con la vasta  cultura gastronómica que aporta al país.

Todo en ella es cultura, así la descubrí y la aprecie en mis viajes. Dependiendo la ubicación la gastronomía muta aun así conserva su esencia. Repetidas palabras de los que la viven, su tradición.   La gastronomía es sinónimo de ello y se ve reflejado en los productos de la zona. Son únicos, auténticos y con sellos de calidad.  Aporta la mayor fracción de cultivos oleaginosos, esta producción está destinada en su mayor parte a la exportación. El clima templado de la pradera permite sembrar de manera confiable. 

Por otra parte,  al norte de la provincia las carnes no vacunas son las que se llevan los elogios, los embutidos y chacinadoses la especialidad. Los cabritos por el alto contenido de salitre en el suelo, los cabritos de Quilino contienen un sabor característico, único para los que lo han degustado. El productor de los salames de Colonia Caroya Martin Piazzoni cuenta que los productos que adquieren el sello de Indicación Geográfica abalado por la secretaria de agroindustria, son los verdaderos embutidos que mantienen la tradición en su elaboración. Las características climáticas de los sótanos donde son guardados los salames una vez preparados, para posterior salida a la venta, es requisito indispensable para que el producto sea homologado. El sótano ofrece una característica al producto, lo llena con la tradición familiar de los ante pasados inmigrantes que tenían este método de conservación de sus alimentos. Martin es tercera generación de productor y mantiene la receta original de sus nonos, elaborando salames de primera calidad que solo se pueden reproducir en esa zona.

El salame es tradición y cultura en Córdoba, se come en picadas o en sándwich y es uno de los deleites de todos los turistas. Para poder disfrutarlos te recomiendo un viaje a la provincia y te maravilles con todo lo que ofrece.

Hoy para representar Córdoba  voy a preparar unos bizcochitos o criollitos, acompañamiento para un buen salame.

Criollitos exprés

Necesitas

  • 500 gr de harina
  • de manteca o grasa
  • 10 gr. de sal
  • 1 cdta de azúcar
  • 20 gr. de levadura
  • 150 de agua tibia

Procedimiento

                Mezclar la harina con la sal, formar una corona de harina y disponer en el centro la manteca. Con un cornet o 2 cuchillos realizar cortes a la manteca junto con la harina para realizar un arenado. En por otro lado disponer el azúcar, la levadura y el agua tibia y agregar a la mezcla de harina y manteca. Amasar por 5 minutos ydejar descansar 10 minutos tapado.  Estirar la masa y doblarla en tres, dejar descansar por otros 10 minutos. Realiza otros dos pliegues más, cortar en cuadrados pincharlos con tenedor  y llevar a horno fuerte por 15 minutos. 

Son muy fácil y Ricos, te recomiendo que los prepares para compartir,  ojo son adictivos!