CON EL PEDAL A FONDO

El Automoto Club Nuevejuliense encara con decisión la tarea de recuperar las vueltas perdidas tras los catorce años de privatización y relanzar el autódromo, lugar icónico de 9 de Julio.

Por Juan Manuel Jara

Aun resuenan en la memoria de muchos las épocas de gloria en las cuales el sonido de los motores retumbaba en cada rincón de 9 de Julio cuando el Autódromo era sede de carreras de distintas categorías. Tiempos de banderas a cuadros, de un predio lleno, de visitantes de distintos puntos del país que llegaban a ver a los mejores pilotos deslizarse a lo largo de unos de los 3 o 4 mejores trazados el país, según palabra de varios corredores. Es quizás, lo más emblemático que siempre tuvo 9 de Julio.
Pero esos tiempos de gloria quedaron atrás. La desidia, el abandono, problemas varios y catorce años de una privatización sombría, que alejó más de lo que acercó, terminaron casi por colgarle el cartel de “Remate” al mítico trazado en el cual, pilotos locales como Maldonado, Cingolani o Castellanos, hicieron vibrar con sus maniobras al más parco de los espectadores. Todas las categorías transitaron por el asfalto del trazado, uno de los pocos designados como autódromo para pruebas.
Hoy, a punto de cumplir 50 años, un grupo de amantes de “los fierros” y pilotos amateurs, se pusieron al hombro la tarea de devolverle aunque sea una pizca de la gloria al Autódromo. Volverlo a la vida. Ese es el principal objetivo que tiene el Automoto Club Nuevejuliense, una suerte de “ugrade” del Nueve de Julio Automóvil Club, entidad que Javier Leunda, miembro de la nueva CD, explica que “había quedado obsoleta, sin papeles, y para poder participar de la licitación a la hora de renovar la gestión tuvimos que crear el Automoto Club Nuevejuliense, con personería jurídica y las condiciones de papeles necesarias para gestionar”

Nueva CD, nuevos objetivos

Ignacio Legnoverde es el Presidente de una CD conformada por varios miembros entusiastas que le ponen horas de trabajo para tratar que el autódromo vuelva a tener vida automovilística. “Recuperarlo ya fue un logro. Mantenerlo también lo es”, explica Legnoverde, “y que ahora pueda crecer es nuestro objetivo, que vuelvan otras categorías, para lo cual está claro que hay que hacerle un montón de cosas”. Pero entre esas cosas hay una que es la clave de todo, la llave del cofre de la felicidad, la entrada al Nirvana del calendario automovilistico nacional: la repavimentación.
Se armo un proyecto para conseguir los fondos para repavimentar toda la pista. Eduardo Clerico, otro miembro colaborador de la CD del Automotoclub Nuevejuliense agrega que “hay gestiones para tratar de lograrlo. Se está hablando con el Municipio, porque está claro que los números de semejante obra únicamente son posibles para el Gobierno Nacional, el Provincial o el Municipal. No están al alcance de un club en base a recaudaciones o sponsoreo”.
Más allá de esto, el Automoto Club Nuevejuliense esta ejecutado acciones varias, dentro de las posibilidades que brindan las arcas de la institución. Hay trabajo en nivelado en la parte del público, algunos trabajos de electricidad, mantenimiento del predio. También quieren dejar en claro que a pesar de todo, en el autódromo se puede correr. Este es el mensaje a transmitir y esparcir a los cuatros vientos.
“Hoy hay que hacer algunas reformas edilicias, reacondicionar los baños, pero no es que no está para correr”, aclara con énfasis Javier Leunda. “Hay muchos pilotos que el ano pasado estaban en el Turismo Promocional y hoy están en el Turismo Pista, como Gastón Perkins, Nicolás Ruiz o Nico Bonfiglio y que dicen que tranquilamente hoy podrían correr acá con el Turismo Pista, una categoría que tiene cien autos. Tomas Cingolani probo el auto de TC 2000 acá, y el Top Race está programado para octubre”, continua Leunda.

La 128

A no asustarse. No es otra traumática ley, que demandó maratónicas sesiones en el Congreso Nacional. “La 128” es la categoría que hoy se luce en el autódromo de 9 de Julio, parte esencial del Turismo Promocional, que tiene tres clases: la 1 con autos de 6 cilindros; la clase 2 que son los Fiat 128 y la clase 3 que son las “cafeteras”.
Pero aun así, hay que remarla. Todo es un esfuerzo. La categoría se corre prácticamente en 9 de Julio por una cuestión de costos, pero también está la posibilidad de ir a Olavarría y a Junín. Hay pilotos
de distintas localidades. Y salir también es bueno para la categoría porque se visibiliza. El tema son los costos. Correr en tierra es más económico que en un autódromo por infraestructura y seguridad (bomberos, ambulancias, etc.)
Es una categoría que creció y que es muy atractiva por los pilotos, por la preparación de los autos, por la estética, y además es muy luchada. Un par de semanas atrás se corrió la fecha con “piloto invitado” que le dio color al calendario. Además, se corre en el circuito grande.
La clase 2 de los 128 mono marca hace cuatro años juntaban apenas 4 o 6 autos, y hoy participan entre 35 y 40 autos. Dato fundamental: el trazado, que ayuda para que las carreras sean atractivas. Leunda les dobla la apuesta a los que dicen que el de nuestra ciudad es un autódromo “de motores”: que vengan, corran, lo prueben y van a ver que no es tan así. “Si bien es cierto que tener un buen motor ayuda y mucho, pero estas son carreras en las que vienen cuatro autos a la par, por la succión y eso te lo permite el autódromo. Cuando los pilotos de los 128 pasaron de correr en la tierra al circuito del autódromo local, se dieron cuenta que los autos terminaban destrozados. Y ahora, una de las últimas fechas hubo 45 autos, y no entro el Pace Car. Hay que ir fuerte, hay que maniobrar y a los que nos gustan las carreras que más lindo que ir a fondo!!”, entusiasmado dice el traumatólogo devenido en piloto amateur que en el último ano cambio el buzo antiflama por el de dirigente.

Puertas abiertas

Esta nueva CD del Automoto Club está integrada por algunos que vienen de la CD anterior, más gente nueva que se quiso sumar y esperan que otros también lo hagan. Las puertas estan abiertas para todos aquellos que se quieran sumar para dar una mano. Tambien otras actividades, como por ejemplo la gente de las motos enduro y se creó el Enduro Park y muchos de ellos también serán parte de la CD.
Legnoverde dice que “Ideas hay muchas. Las picadas 9el cuarto de milla) se sumaron también. Y lo interesante es que se haga un corredor u circuito aeróbico para que la gente aproveche el predio. También que la pista se utilice como lugar para los test drive de las concesionarias de la ciudad. Proyectos hay y veremos cómo se pueden ir concretando”.
Y desde este mes esta en el aire AUTOMOTO TV (miércoles 0 hrs / domingos 19:30) que semanalmente desde el canal AMERICA SPORTS muestra las distintas actividades y eventos que suceden en el autódromo de 9 de Julio. Una nueva herramienta parte de un plan comunicacional que apunta a una mayor comunicación y difusión de las actividades de la institución en esta nueva etapa. Pero siempre con el objetivo principal en la mira: darle nuevamente vida al autódromo, emblema por naturaleza y tradición, de esta ciudad.