Comunicado Mujeres Autoconvocadas 9 de Julio

28 DE JUNIO-BASTA DE TRAVESTICIDIOS-

Desde Mujeres Autoconvocadas de 9 de Julio adherimos al “BASTA  DE TRAVESTICIDIOS”.

Nos sumamos al grito de Basta de travesticidios y Basta de crímenes de odio que son sociales y políticos, este 28 de junio en Buenos Aires y otras ciudades del pais se realizará una importante marcha donde se a recordar a todas las travestis víctimas de este sistema capitalista, colonial, patriarcal que parece no dar respiro . Nos interesa difundir, visibilizar y sensibilizar a la comunidad en la lucha por las libertades de género.

Cuando hablamos de travesticidio no hablamos solo de asesinato, sino también de la falta de políticas publicas que permiten que las travestis sean relegades a una situación de precariedad y discriminación social, que no sólo provoca daños psicológicos, sino también físicos. La condena social es solo uno de los martirios que las travestis deben soportar, condena sólo por ser y querer ser ajenos a un sistema que nos encasilla en categorías de varón o mujer unicamente.  Este sistema determina solo un camino para la vida trans: la prostitución, con una expectativa de vida mucho mas reducida del promedio actual. La lucha por el cupo laboral y la apertura laboral es solo uno de los múltiples pedidos que reclama la comunidad trans.
Diana Sacayan es sólo el rostro de las miles de trans absorbidas por un sistema de odio. Por Diana, por todas, la lucha continua!

…Nosotras sostenemos la identidad travesti no sólo recurriendo al regionalismo lingüístico, sino a circunstancias y características que hacen del travestismo un fenómeno diferente de la transgeneridad norteamericana y europea.
En primer lugar, las travestis vivimos circunstancias diferentes respecto de las que atraviesan muchas transgéneros de otros países, quienes a menudo recurren a cirugías de reasignación de sexo y tienen como objetivo reacomodarse en la lógica binaria como mujeres o varones. Gran parte de las travestis latinoamericanas reivindicamos la opción de ocupar una posición fuera del binarismo y es nuestro objetivo desestabilizar las categorías varón y mujer.
En segundo lugar, la palabra transgeneridad se originó a partir de trabajos teóricos desarrollados en el marco de la academia estadounidense. En contraste, como mencioné anteriormente, el término travesti en Latinoamérica proviene de la medicina y ha sido apropiado, reelaborado y encarnado por las propias travestis para llamarse a sí mismas. Éste es el término en el que nos reconocemos y que elegimos para construirnos como sujetas de derecho.
Este proceso de apropiación del travestismo como lugar desde el cual alzar nuestras voces y plantear nuestras demandas constituye una lucha política. Este devenir, que incluyó momentos de tensión con la academia y con otros movimientos sociales y políticos, nos permitió proponer comprensiones alternativas del travestismo como identidad encarnada, que trasciende las políticas de la corporalidad binaria y de la lógica sexo-genérica dicotómica.
Aquí, en Latinoamérica, el travestismo se construyó un espacio propio a través de la movilización política y de la discusión con otros sujetos subordinados. Nos reconocemos por fuera de cualquier disciplina teórica que se arrogue la facultad de definirnos sin reconocer nuestra agencia y nuestro poder como sujetas en el marco de los condicionamientos sociales que nos han afectado históricamente…”

BASTA DE TRAVESTICIDIOS

FURIA TRAVA. COLECTIVA LOANA BERKINS, entre muchas otras organizaciones.