Colaboradores: Hoy escribe Juan Jara

Juan M. Jara // 44 años  //  Periodista  //  Productor Audiovisual

La vida en Series

Desde los inicios de la TV las series han sido un atractivo. Personajes e historias queribles e identificables se convirtieron en la cita semanal para millones de espectadores durante décadas. En los últimos años, sobre todo desde los 90 (honores para Los Expedientes Secretos X), las series televisivas han experimentado un crecimiento extraordinario hasta llegar al día de hoy en que son producciones de excelentísimo nivel.

Gente de cine se pasa a las series. Actores, directores y sobre todo guionistas apuestan a la pantalla chica con productos que privilegian las historias a los golpes de efecto. Mismo las grandes cadenas televisivas (HBO, WARNER, SONY, FOX) se sacan chispas en cuanto a la calidad de sus series.

¿Qué sucedió?

La crisis del mundo del cine hizo que los grandes estudios achicaran el margen de error, es decir, la política pasó a ser transitar por terreno seguro: remakes o, si una saga tuvo éxito (Harry Potter, Crepúsculo, etc.) pues sigamos con ella, o hagamos una trilogía..o empecémosla de nuevo! total, como dice la diva vernácula de los almuerzos, “el público se renueva”.

Esto provocó por un lado que los guionistas de Hollywood vieran acotadas sus posibilidades de trabajo, por lo cual comenzaron a migrar hacia las cadenas televisivas. Esto potenció de manera muy positiva la calidad y complejidad de las series.

De la misma manera, directores consagrados en la pantalla grande no tuvieron problema alguno de tomar el timón artístico en series televisivas (Spielberg con “Band of Brothers”, el mismo Campanella dirigió capítulos de “Dr. House”). Otros se hicieron su fama en la tv y de ahí dieron el salto a la pantalla grande como el niño mimado de hoy, J.J. Abrams, creador de varias series (Firefly, Person of Interest) pero que tocó las puertas del cielo con LOST. Hoy JJ, fiel heredero de Spielberg, ya tuvo destacados y muy personales trabajos en el cine como CLOVERFIELD (un interesante cruce entre Blairwitch Proyect y Godzilla), SUPER 8 (casi un homenaje a las aventuras con chicos marca Spielberg) y tiene a su cargo las 2 sagas más emblemáticas del cine de ciencia ficción: STAR TREK y STAR WARS.

Y si guionistas y directores desembarcaron en la tv, no iba a pasar mucho tiempo para que lo hicieran actores y actrices que tuvieron ciertos momentos de gloria en el cine y que de a poco la misma industria los fue relegando al banco de suplentes o al olvido. Así, muchos tuvieron la oportunidad de volver a la pistas con dignidad. Veamos unos ejemplos, Kevin Bacon, el que saltó a la fama a mediados de los 80 bailando en “Footloose” hoy persigue casi con obsesión a un asesino serial en la atrapante y muy cruda “The Following”. Jeff Daniels, que de “La rosa purpura del Cairo” de Woody Allen llegó a ser el infradotado compinche de Jim Carrey en “Tonto y Retonto”, acaba de despegar nuevamente en un gran papel protagonizando “The Newsroom”, serie de solo 3 temporadas sobre la trastienda de una cadena de noticias. Altamente recomendable. John Malcovich es hoy el pirata Barbanegra en “Crossbones”. Otro gran actor, Kevin Spacey, es la estrella de “House of Cards”, una serie sobre el mundo político estadounidense. Y el reciente ganador del Oscar a Mejor Actor, Matthew MacConaughey se graduó a la vez de actor con mayúscula no solo con el papel que le valió el galardón, sino por coprotagonizar junto a Woody Harrelson la serie policial “True Detective”, mixtura cuidada de talento actoral, una historia muy bien llevada y gran timming para mantener al espectador queriendo que empiece el capítulo siguiente. Kiefer Sutherland, nunca logró asentarse en la pantalla grande, pero encontró su lugar en el mundo del espionaje encarnando al agente Jack Bauer en la serie “24”, que parecía terminada y luego de dos años acaba de volver al ruedo para una nueva temporada.

Si hoy los zombies cotizan en Wall Street es gracias a “The Walking Dead”, excelente producción que enfila hacia su 5ª temporada. Mérito de los guionistas de mantener el nivel de atención, dramatismo y encantamiento partiendo de una premisa tan simple como las andanzas de un grupo de sobrevivientes de un apocalipsis de caminantes hambrientos.

Un rubro que muestra la calidad superlativa de los guionistas es sin dudas la comedia. Y acá los laureles se los lleva “The Big Bang Theory”, con 7 temporadas haciendo reír a base de excelentes guiones y soberbios actores. Sin dudas es la serie que tomó la antorcha dejada en este rubro por la emblemática “Friends”.

En fin, son muchas las opciones. Hoy internet hace que nunca sea tarde acercarse a una serie. En la gran red mundial existen varios sitios que tienen casi todas las series en sus temporadas completas, para seguirlas y verlas cuando uno mejor le parezca.

Los tiempos cambian, es cierto, y en el caso de las series de tv se puede decir que para mejor. Para mucho mejor.