Ciudades Inteligentes (parte II)

(Por Hugo Merlo)

En la columna de semana anterior vimos que el concepto de ciudad inteligente está en el corazón de la Urbanización. En esta oportunidad veremos que propone la Secretaría PAIS digital del Ministerio de Modernización y de paso vemos si es aplicable en casa.

Los temas relevantes son la creciente urbanización y la necesidad de aplicar nuevas tecnologías para transformar los procesos propios y hacer más eficientes el uso de sus recursos. En las ciudades de aglomeración, si no se crean ciertas condiciones yno se dan respuestas adecuadas aparecen deseconomías, osea… empiezan los problemas.

País Digital, hace hincapié en que la falta de modelos de análisis y gestión lleva a una visión que tiene que ver con lo que llamamos comúnmente la “diaria, el día a día”, y siguen diciendo, que “la diaria” no permite al diseñador de la estrategia tener un modelo explicativo de la realidad, de esta manera es muy difícil analizar la variables y las relaciones entre ellas.

Todas estas cosas son lo que nos gusta llamar políticas de estado, o lo que es lo mismo, planes de largo plazo, dóndelos recursos que trascienden una gestión, por eso los planes estratégicos, son una herramienta de consenso sobre la visión.

A los gobiernos se los elige para que administren el erario público, pero además, para que generen condiciones que  mejoren la calidad de vida, que diseñen  una ciudad vivible, con expectativas , que sorprenda, y eso necesita una visión y un plan , además un modelo predictivo que alinee la decisiones que se van tomando.

La municipalidad debe tener un plan estratégico especialmente en  desarrollo tecnológico, es decir, iniciativas y proyectos de inversión que muchas veces son intentos individuales desconectados de una estrategia  local para modernizar la gestión  y el servicio, pero no se logra plenamente el efecto deseado por  que se parte de una carencia de consenso que parece insalvable.

País Digital[1] tiene un modelo que permite evaluar el grado de “inteligencia” de una ciudad y que supone un punto de partida para comenzar una gestión eficiente.

Los requisitos Básicos del modelo son:

  • Universal: debe servir para medir y comparar cualquier tipo de ciudad sin importar su tamaño, condición geográfica o política.
  • Compuesto: compuesto por diversos indicadores referidos a diferentes dominios.
  • Dinámico: debe ir adaptándose metodológicamente, y como está enfocado a horizontes largos de planificación, debe contemplar la adaptación metodológica manteniendo su trazabilidad.
  • Trazable: debe poder mostrar la evolución del objeto de medición a través del tiempo y en condiciones de variabilidad. Debe estar preparado para horizontes largos de planificación.
  • Simple: debe ser fácil de entender, de usar, de operar. Debe ser “userfriendly”.
  • Abierto: la información utilizada y su metodología deben estar disponibles para cualquier persona que quiera analizarlo.
  • Origen: debe estar constituido principalmente por información primaria.
  • Homogéneo: se debe evitar la combinación de indicadores con fechas de medición diversas

Este modelo permite saber dónde estamos parados, con más de 300 indicadores se puede ubicar a la ciudad en un momento determinado y en cada componente del modelo.

La primera ventaja del modelo es que permite realizar un diagnóstico de cada línea base de donde se parte y esto es fundamental para asignar prioridades en las diferentes dimensiones.

Esto es solamente para ponernos a pensar en nuestro futuro, como dijimos la semana pasada, avanzar en estos temas en nuestra ciudadno es incapacidad orgánica, es intelectual. Y los actuales y los futuros gobernantes deben adherir a discutir estos temas y nosotros, los nuevejulienses, exigirlo.

LIC. HUGO E MERLO  / GHS

hugomerlo03@hotmail.com

 

[1]País Digital -Ministerio de Modernización – PRESIDENCIA DE LA NACION