Ciclismo

DSC08590
Rodrigo Corro y su madre

Rodrigo Corro: 9 de Julio “exporta” a Bragado. El adolescente Rodrigo Corro se consagró Campeón Argentino de Pista Juniors en Mar del Plata, compitiendo para el equipo Cycle Club Bragado, al cual pertenece el ciclista local. Fue el 28 de mayo pasado y no fue el único triunfo.

Ya durante el 2015 se había consagrado subcampeón nacional.

Ahora la apuesta es subir hacia otro nivel. El próximo destino será Brasil. Y para ello lo convocó la selección nacional. ¿Pero fue el triunfo en Mar del Plata que atrajo las miradas nacionales? Según Rodrigo ya venían viendo su desenvolvimiento cuando compitió un tiempo antes en San Juan.

Hay una frase que dice, con acierto, que “es más fácil descender una montaña que ascenderla. Pero que la vista,  es mejor desde la cumbre”. Y parece que Corro está dispuesto al sacrificio. En una entrevista que concedió junto a su madre, al programa radial Un Plan Perfecto, el adolescente de 14 años

Tiene 14 años y comenzó con la actividad a los ocho. Comenzó tal vez un poco por imitación porque en su seno familiar, muchos son los que practicaban ese deporte. “Desde muy chiquito iba a la pista de acá para ver a mi tío correr. Después arrancó mi papá y un día para el día del Niño, tuve mi primer carrera con una bici de calle”, recordó.

La habilidad innata se sumó al entrenamiento y al esfuerzo. Y, por supuesto, al acompañamiento y a la motivación (no a la presión) de sus padres. “Ellos me llevan a todos lados, cuando pueden y no les importa los resultados… Pero ellos nunca me han presionado, la única presión que siento es la de mí mismo para lograr estar en la punta”, aclaró.

Y hoy compite para el equipo del municipio de Bragado, que se denomina Cycle Club. Pero no deja de ser nuevejuliense y se suma a otros tantos jóvenes talentos del deporte que hoy tiene la ciudad como Valentín Heredia en Ajedrez,  y Mariano Navone y Clara Bibiloni en tenis.   

 Viviana, su mamá lo acompaña a sol y a sombra. “Para nosotros es un orgullo –reconoce aunque también rápidamente advierte- Pero nunca dejó de ser un juego para él… Un día dejó el futbol por la bici, se subió y empezó a ganar…En cambio en futbol no era tan protagonista”, asegura.

Los pequeños logros que fue adquiriendo hicieron que los padres se esfuercen para que su hijo siga subiendo otros escalones. En 2011, fue su primer infanto que ganó a nivel nacional y lo hizo entre 35 chicos de todas las provincias…

Rodrigo sabe que  a la suerte siempre la ayuda el esfuerzo. Y sus días son fiel ejemplo de ello. Se levanta a las 7 de la mañana, va a la escuela hasta las 12:30 y luego sale a pedalear…

 

Ahora su nueva apuesta será en un torneo internacional que se realizará en Brasil el 20 y 21 de agosto en donde deberá correr tres carreras en dos días. “A la mañana una crono, a la tarde un callejero y al otro día, en ruta abierta, con subidas y bajadas pronunciadas”, finalizó Viviana, con la tranquilidad de esos padres que acompañan pero no presionan. Tal vez, un factor importante a la hora de sentirse Rodrigo libre de hacer algo cuyas única motivación sean las pasiones de practicar un deporte que aprendió como un juego.

 

1