Chivilcoy: Esclarecen hecho de defraudación

A principios del mes de abril se inició una investigación penal preparatoria por ante la Unidad Funcional de Instrucción N.º 3 de Mercedes, a cargo del doctor Pedro Illanes a raíz de un hecho con la modalidad “cuento del tío” de la que fue víctima una vecina de la localidad de Chivilcoy.

La investigación se inició el 4 de abril a raíz de que la mujer de la tercera  edad resultó engañada por desconocidos que la llamaron por teléfono haciéndose pasar por su nieto, manifestando que debía entregar el dinero que poseía para ser cambiado por billetes de nueva denominación.

Tras varias tareas investigativas y reunir los elementos probatorios correspondientes en el marco de la causa caratulada “Defraudación”,  la Fiscalía solicitó al Juzgado de Garantías  N.º 1 una orden de allanamiento para tres domicilios tendientes a esclarecer el ilícito.

La medida fue otorgada y se desarrolló el pasado miércoles 22 de mayo en la provincia de San Luis y en la ciudad de Chivilcoy. El saldo de los mismos fue la detención de una persona mayor de edad que estaría relacionada con el ardid del pasado 4 de abril,  y se procedió al secuestro de  elementos de convicción que sirven como sustento para acreditar la operatoria delictiva desplegada.

En principio, no se descarta que este sujeto haya cometido otros hechos similares en la región y la participación de otras personas en esta operación delictiva.

 

En la región

Actualmente, son variados de los casos de “cuentos del tío” que se han ido dando – al menos desde el inicio del corriente año- , y que se están investigando arduamente por el Ministerio Público Fiscal.

Sin perjuicio de ello, y más allá de la función que le compete al organismo, es dable destacar que la prevención es la mejor herramienta para que estas estafas no sucedan.

El “cuento del tío” es un tipo de estafa. Tiene muchas variantes, sin embargo, la esencia es la misma: aprovecharse de la inocencia de la víctima mediante una gran capacidad del estafador de actuar y contar una historia creíble.

Quienes despliegan esta actividad ilícita suelen utilizar la generación de empatía en la víctima como ardid o engaño, para lograr atraer su confianza.

En la actualidad y con el desarrollo de las tecnologías, el cuento del tío se ha modernizado y hay nuevas técnicas. Entre otras se pueden enumerar:

  • La llamada millonaria donde el estafador llama a la víctima potencial y haciéndose pasar por un familiar en problemas, un miembro de la fuerza pública que tiene un familiar retenido o un supuesto concurso informando que ha ganado un premio. El estafador busca convencer a la víctima para que le de dinero bien sea por recargas de celular o por medio de un giro en una agencia de giros, con el fin de solucionar el problema, liberar al familiar retenido o recoger el premio. Después de lograr el objetivo, el estafador desaparece y el celular del que llamó generalmente queda deshabilitado.
  • El cambio de dinero, donde se hacen pasar por empleados de un banco y que deben cambiar los billetes porque se vencen (dólares principalmente). Es así que la víctima prepara el dinero y los perpetradores lo retiran, y usando algún ardid abandonan el lugar prometiendo llevar el cambio y ya no regresan.
  • Aún hoy algunos malvivientes desarrollan también los secuestros virtuales, que pueden considerarse en este tipo de modalidad. En la misma llaman por teléfono a la víctima para referirle que tienen secuestrado a un familiar. En este tipo de hecho participan al menos dos personas interpretando los roles del presunto secuestrador y otro que hace las veces del presunto familiar secuestrado. Comienzan con expresiones genéricas y se aprovechan del aporte de datos que la propia víctima, al verse avasallada por la situación, les aporta. Terminan solicitando dinero y elementos de valor que deben colocar en bolsas y llevarlo fuera del domicilio, donde luego los malvivientes pasan a recogerlo.
  • Uno de los ardides más violentos de este tipo de delitos es el del falso operario. Por lo general al menos dos personas se presentan en el domicilio de la posible víctima vestidos e identificados como trabajadores de empresas de gas natural, telefonía  e internet, entre otras. Le manifiestan al morador que llegan con algún falso motivo: desde un reclamo previo por reparación, un tipo de ajuste o mejora del servicio, etc. De esta forma, logran ingresar a la casa y mientras uno distrae a la víctima, el restante se hace de elementos de valor y dinero que encuentra en el marco de la recorrida que debe efectuar dentro de la vivienda.

 

Para tener en cuenta

Ante la habilidad de los malvivientes para cometer estos ilícitos, hay que destacar que es importante entender y explicarle (fundamentalmente a personas mayores) que:

  • Si han ganado un auto 0km, un teléfono, televisor o cualquier otro premio jamás pueden exigirles depósitos como contraprestación del premio bajo ningún concepto (ya sea envío, facturación, impuestos, etc);
  • Las entidades bancarias o financieras no concurren a los domicilios para efectivizar ningún tipo de trámite (cobranzas, retiros, cambio de billetes, etc)
  • Ante la llegada de cualquier tipo de correo de una entidad bancaria, no deben hacer click a fines de seguir el link inserto en el cuerpo del mail, siempre (en todos los casos) deben escribir la dirección web del banco en su navegador de internet y desde allí acceder a la misma;
  • Si se presenta personal de empresas de gas natural, telefonía e internet, exija identificaciones. Si usted no requirió una reparación no debe atender a estas personas, debiendo  previamente comunicarse a la compañía para corroborar el motivo de la presencia de los inspectores.