¿Chau peaje?

Tras el incansable reclamo de los vecinos y el deterioro que presenta la arteria desde hace ya algunos meses, a fines de enero la Defensoría del Pueblo de la Nación le pidió al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, que rescinda el contrato de concesión del tramo de la ruta 5 entre Luján – Carlos casares a la empresa H5 S.A. Y que mientras evalúe la medida, se suspenda el cobro del peaje que abonan los usuarios.

Según la resolución, la empresa concesionaria del servicio de peajes de la ruta 5, comprendido entre las ciudades de Luján – Carlos Casares, cobra una tarifa “sin la debida contraprestación conforme a las obras comprometidas e incumplidas”.

peaje

En ese marco, según informó el domingo el diario La Opinión de Trenque Lauquen, el gobierno nacional decidió rescindir el contrato de concesión del tramo de la ruta 5 entre Luján – Carlos Casares a la empresa H5 SA, a raíz de las gestiones realizadas ante la Defensoría del Pueblo de la Nación por concejales de esa ciudad, legisladores nacionales y provinciales y el grupo Autovía Ya.

Así lo confirmó la abogada Estela Zambiasio, integrante del grupo que promueve la construcción de la autovía, quien explicó que “se tomó esta decisión ante la falta de mantenimiento de la ruta y porque no se han hecho las obras establecidas en el contrato que se firmó oportunamente con la empresa, concretamente la construcción de la autovía en ese tramo”.

Además, Zambiasio consideró que “se trata de un paso importante”, aunque al ser tan reciente todavía no se sabe quién se hará cargo de ese tramo, si lo hará el gobierno nacional a través de Seguridad Vial o si será concesionado a otra empresa.

Sin embargo, remarcó que están “muy encima de las decisiones que se tomen, porque muchas veces se la quitan a una empresa y después se la dan a la misma firma que figura bajo otro nombre”.

En ese sentido, aseguró: “Vamos a seguir luchando por la autovía, pero hasta que llegue ese momento se tienen que hacer las obras de mantenimiento necesarias. Todavía hay tramos en la ruta 5 en los cuales frente a una emergencia no podés bajar a las banquinas porque no existen, están cubiertas de agua. Por eso, se debe hacer el mantenimiento necesario para que la ruta tenga las condiciones mínimas para poder circular con una relativa tranquilidad”.

Y agregó: “En esto se va de manera muy lenta, hay mucho dinero en juego y muchos intereses políticos, no son cosas que se resuelven de un día para el otro. De modo que esta rescisión del contrato a quien estaba explotando ese tramo de la ruta, es un paso muy importante”, remarcó.