Casos de Hantavirus en la provincia

El gobierno bonaerense confirmó 17 casos de Hantavirus en distintos puntos del territorio bonaerense, lo que representa un aumento de casos en relación al año pasado, aunque fuentes del Ministerio de Salud descartaron “un brote o epidemia” de la enfermedad trasmitida por roedores.

“En Provincia al día de hoy hay 17 casos confirmados en los lugares que suelen ser endémicos”, explicaron fuentes de la cartera de Salud, quienes aclararon que si bien hay un aumento de casos comparando a la fecha respecto del año anterior, eso “no implica ningún riesgo epidemiológico ni brote”.

“Al día de hoy hay 10 casos más que en marzo 2017, pero es necesario subrayar que por año hay una incidencia de entre 25 y 28 casos que se dan en mayor medida en los meses de verano, con lo cual estamos dentro de los casos previstos, por eso descartamos epidemia o riesgo epidemiológico”, señalaron.

En los últimos días se conocieron dos nuevos casos de Hantavirus en Florencio Varela. El primero fue el de un menor de 14 años, y el otro, un trabajador rural de la zona de La Colonia, de 22 años, ambos fuera de peligro, confirmaron fuentes médicas.

A partir del aumento, desde el Ministerio de Salud de la provincia se reforzó la vigilancia y recomendaron tomar medidas de prevención contra esta enfermedad que se contrae a través de las secreciones del llamado “ratón colilargo”.

Entre las recomendaciones se sugiere evitar la presencia de roedores en el domicilio y alrededores y el contacto con sus secreciones, tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, mantener la higiene con agua y lavandina, colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas y cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.

También ventilar antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados. Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar y realizar la limpieza (pisos, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada diez de agua. Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.

Los síntomas que deben motivar la consulta con un médico son similares a los de una gripe: fiebre, decaimiento, dolores de cabeza, cefalea, tos y vómitos.

Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse y -aunque es poco frecuente- hasta llevar a la muerte del paciente si no es tratado a tiempo.

(DIB)