Bragado: Conmoción por homicidio de bragadense en Madryn

Dos crímenes y un suicidio conmueven a la ciudad de Puerto Madryn. Uno involucra a un bragadense de 31 años que fue hallado enterrado en una playa, envuelto en una bolsa, y con una veintena de puñaladas en una playa, mientras que todos estarían ligados a un supuesto ajuste de cuentas narco.

El bragandese asesinado es Federico Lomeña. Su cuerpo fue encontrado el martes, apenas 24 horas después de que la policía hallara a muerto a Héctor López (de 27), sin sus manos y otras mutilaciones; lo cual se suma al suicidio por parte de un amigo de López, Nicolás Cerrudo (de 20 años), que apareció días antes con signos de haberse ahorcado y una carta en que decía “esto pasa por jugar con fuego”.

Según indican medios locales, los jóvenes se dedicarían a la venta de droga bajo el sistema conocido como narcomenudeo, es decir, la distribución en pequeñas cantidades a clientes fijos en cercanías de las escuelas, en clubes, en barrios marginales o en el centro de la ciudad.

La droga llegaría desde Mendoza. La principal hipótesis de los investigadores es que los tres protagonistas de la trágica historia se habrían quedado con un cargamento y que el proveedor mendocino habría reclamado su dinero. Sería lo que en la jerga delictiva se conoce como una “mexicaneada”: alguien se quedó con algo que no le correspondía y, entonces, comenzó a correr sangre y muerte.

ÚLTIMAS NOVEDADES DEL CASO
A raíz de las muertes permanecen detenidos Aaron Sepúlveda, Genaro Carrizo, Giulio De Cecco, Nalib Zajur y un joven de 16 años. La fiscal del caso sostiene que los detenidos son los “autores materiales” de los homicidios, y sobre la muerte puntual del bragadense Lomeña dijo que hubo “ensañamiento” ya que “hay lesiones que eran innecesarias, que fueron para causar un sufrimiento innecesario y por ello la calificación del homicidio. Como mínimo tenía veinte puñaladas”. Además, desestimó las versiones que apuntaban a la“participación de terceros” en el suicidio de Nicolás Cerrudo.

Según la fiscal,  “son amigos, todos del grupo de pertenencia, las víctimas y los imputados”. Sobre la detención del último joven, Nazair Zajur, hijo de un ex policía de Puerto Madryn, la funcionaria judicial contó que “en realidad, nosotros estábamos por pedir la detención, a la vez que resta de uno más (por detener) y en condiciones de presentarse espontáneamente ante el Ministerio Público Fiscal y a partir del artículo 217, que es la facultad que a nosotros nos confiere, se hizo presente, supuestamente a ‘colaborar’, nosotros entendimos que ya teníamos elementos suficientes como para endilgarle los hechos que se están investigando, con lo cual se procedió a la detención y, ya teniendo organizada la audiencia en relación al resto de los imputados, sin esperar las 48 horas que nos faculta la Ley, se llevó adelante el control de detención también al último detenido”. En esta línea, aclaró que ninguno de los detenidos “tiene antecedentes”.

A su vez, desde el Ministerio Público Fiscal presumen que Cerrudo podría haber participado de algunos homicidios: “Ayúdenme a matar un transa”, fue el mensaje que le envió a su grupo de amigos, quienes se encuentran imputados por los crímenes de Héctor López y Federico Lomeña. También les pedía que le compren cal y nafta, y en las respuestas, sus amigos le pedían ‘faso’ a cambio de comprar cemento”.

(BragadoTV)