Balance Comercial

camaradecomercio-1024x768ENTREVISTA: El Presidente de la Cámara de Comercio de 9 de Julio cuenta lo que deja el 2016 y lo que le espera al comercio en el nuevo año.

(Por Juan Manuel Jara)

Llega fin de año, y en busca de balances, de lo que queda y de lo que viene, charlamos con Luis Valinoti sobre el 2016 que, según su análisis, “fue un año complejo para la actividad comercial y empresarial. Aún sabiendo el empresario que había que hacer un esfuerzo. Mantenemos  la idea  que el año próximo será mejor, pero sabiendo que el  Gobierno (Nacional) aún tiene muchas cosas que mejorar. Y ahí es donde debemos estar nosotros (Las Cámaras de Comercio e Industria) machacando”.

Valinoti cree que ‘diciembre será un mes positivo para la actividad comercial. Suponemos también que enero y febrero serán meses difíciles y la mirada hacia adelante tiene varios puntos a trabajar con nuestros gobernantes”.

Y acá comienza la lista de “tareas para el hogar”. En primer lugar, aparece el tema de las denominadas  “grandes superficies”, que son las grandes cadenas de supermercados que en ciudades chicas  tiene su repercusión sobre los pequeños comerciantes. Quizás no se ve en lo inmediato, pero con los años esos pequeños comercios  desaparecen.

Otro tema es el de las  importaciones, que  “creo que debería haber algún tipo de regulación. Si bien no soy un defensor acérrimo de la industria nacional, creo que hay que competir, pero el problema es que hoy no estamos en condiciones de hacerlo en iguales condiciones. Ahí es donde creo que el Estado debería poner alguna regulación. Sabemos que en un mundo globalizado, donde las reglas las pone el comercio internacional, es difícil parar las importaciones. Desde el Gobierno se empieza a hablar de regularlo a través de las condiciones técnicas, por ejemplo, que cumplan las mismas condiciones técnicas que tienen nuestros fabricantes. Aparentemente el año próximo se verá algo de esto”.

Otra problemática que se ve muy fuerte es la aparición de gran cantidad de supermercados orientales, los que comúnmente llamamos “chinos”, cosa que pega directamente al almacén. Eso golpea más duro que una gran cadena.

El cuarto punto en la lista de temas a atender en 2017 es “el decreto que autoriza la importación de implementos usados. Eso nos preocupa. Yo no dejaría entrar mercadería usada. Hablamos de varios rubros, incluido lo agrícola y el aparatología médica. Sabemos que estos productos en sus países de origen son material de descarte”. Valinoti cree que estas son las cosas que “debemos regular si queremos tener alguna vez una industria nacional fuerte. Si queremos generar más empleo basado en la industria debemos cuidar esta parte”.

“Otra cosa que estamos siguiendo de cerca son  las ventas de un supermercado mayorista al público en general, cosa que, inclusive, municipalmente no están autorizados. Están habilitados para venta mayorista. Así que eso sería un ejemplo de algo en infracción”, señaló firmemente el Presidente de la Cámara de Comercio local.

Las ferias americanas que se convocan por las redes sociales también son una competencia desigual  frente al comercio formalmente establecido. Estas cosas se ven cuando la situación general  no va bien. Cuando alguien se queda sin trabajo empieza a tener este tipo de salidas laborales. En este punto Valinoti es contundente: “Si querés estar en la actividad  comercial, debés pagar los impuestos como todos los demás”. Y en este tema están dialogando con el  Gobierno Municipal para ver como se protege al comercio legalmente constituido.

Y dentro de los puntos favorables y las buenas noticias esta el tema de la Ley Pyme, en plena y efectiva vigencia. Es una herramienta con varios beneficios para lo cual lo primero y principal es estar inscripto como Pyme, cosa que cualquier comerciante está habilitado para hacerlo, una fábrica, un kiosco,  almacén, mercado, todos son pyme. ¿Beneficios? “Uno es que todos los créditos y débitos que tenemos en el banco se pueden utilizar a cuenta de ganancias. Hay acceso a todas las líneas de créditos que hoy hay para las Pymes, siempre que estén inscriptos como tales. Por eso es muy importante insistir en inscribirse primero y de ahí en más ver todos los beneficios. Nosotros como Cámara brindamos el asesoramiento sobre este tema”, informa Valinoti.

Casi con la copa en la mano, llega el momento para las perspectivas que nos aguardan con el nuevo calendario: “Esperamos un año positivo, con un crecimiento de un 3% aproximadamente. Y otro punto que tocamos es que se reactive la construcción, como el Procrear, así el que tenía este crédito lo utilizaba en los comercios de nuestra Ciudad”.

Augurios y deseos escuchamos varios durante el 2016, pocos se cumplieron. El famoso y tan anunciado despegue del segundo semestre jamás ocurrió. Se cierra un año complejo para todos, o bueno, para casi todos, con el ejemplo en el sector rural al cual no le fue un poco mejor pero Valinoti consigna que “ eso no se derramó en consumo en el comercio local”. Y aquí es donde el Presidente de la Cámara de Comercio local asegura que “uno tiene que tomar su Ciudad como algo propio, y para eso debemos trabajar las instituciones locales para generar nuevos empleos. Nadie va a venir de afuera a hacer que 9 de Julio crezca. Eso lo tenemos que hacer nosotros. Cuidarnos.”

Una reflexión en sintonía  con el rumbo hacia el proteccionismo que el mundo parece estar girando. No así nuestro país, ya que el Gobierno apuesta a la globalización, a la apertura, pero la pregunta es si Argentina está preparada para competir en ese escenario cuando la carga impositiva acá es enorme. Y en este punto Valinoti no tiene dudas de lo que hay que hacer: “Urgente una reforma tributaria. Hace pocos días Eduardo Eurnekian fue claro al decir que nadie va a venir a invertir al país con la presión tributaria que tenemos y mientras sigamos con los  “quilombos”(sic) estos  que todos los días se reclama algo nuevo”.