Aprendamos del pavo

Por Lic.Hugo Enrique Merlo – GHS soluciones

He escuchado en estos días que el gobierno encontró un Cisne Negro, con la corrida al dólar y con el “rebrote “de la inflación,  aparece el FMI, y otras cuestiones que enturbiaron el panorama pre-electoral en el país, en  la Pcia y en la patria chica.

El concepto Cisne Negro se utiliza cuando se produce un suceso  altamente improbable  de alto impacto. El creador del concepto es Nassim Taleb, en 2006, en su libro llamado el Cisne Negro, como corresponde … y surge del hecho que, antes del descubrimiento de Australia, existía el convencimiento que TODOS los cisnes eran blancos. Este profesor de Ciencia de la incertidumbre, lo  caracteriza con tres atributos, 1) es raro , nada del pasado puede aportar datos de que  va a suceder, 2) Produce un alto impacto 3) Pese a su rareza la naturaleza humana hace que inventemos explicaciones , después del  hecho, que lo hace explicable y predecible.

Es conocido en filosofía, el cuento del pavo, y tiene que ver con la velocidad que pasamos de ver un hecho particular y lo generalizamos, como en forma lógica pasamos de lo particular a lo general, cuando en la realidad el conocimiento que está basado en la observación  tiene algunas trampas. Pensemos en el pavo que se le da de comer todos los días, cada vez que le den de comer aumenta su creencia que  la regla general de la vida es  que lo alimenten todos los días unos seres humanos “que velan por sus intereses” hasta un  día antes de la fiesta, cuando sucede un hecho imprevisto que lo obliga a cambiar sus creencias.

El caso del pavo se puede generalizar con cualquier situación, dónde el que te dade comer te retuerce el cogote. Más allá, a medida que pasaba  el tiempo el pavo adquiría más confianza, de tal manera que en el  momento de más confianza todo termina. Algo ha funcionado en el pasado hasta que deja de funcionar y lo que hemos aprendido del pasado resulta ser falso, al menos engañoso y terrible.

El gobierno nacional, a principio de año tomó deuda en el exterior para cubrir todo el año, aparece un fenómeno externo que  presiona  el dólar, justamente contra la herramienta para frenar la inflación, modifica la pauta inflacionaria, eso es fatal para un programa de metas de inflación, que justamente las variables deberían converger  alas metas y no modificar las metas. Como sigue el drenaje de reservas, vamos al FMI. Negociar con el fondo no significa nada, según especulaciones de todo tipo, el ajuste del gasto rondaría menos 0,3 % del déficit.  Seguro va haber una caída de          actividad,  porque nadie va a tomar decisiones de inversión si no sabe quién va a ganar las próximas elecciones, porque las posiciones son tan dispares  que la duda  puede ser invertir o no.

Los que pretenden gobernar del otro lado, no pueden juntar una sola idea de unidad y si no ganan…habría que aprender del pavo ¿gente en la calle son votos?

Por otro lado, hay un cambio, como el pavo tuvo que revisar sus creencias, los grandes partidos deben adecuar sus estructuras a ser  funcionales en alianzas, deben propender a crear equipos de trabajos que se avoquen  a determinados temas para apoyar donde les toque, por ejemplo legislaturas municipales donde presiden el bloque de la coalición, el caso de nuestra ciudad.

Aprendamos DEL PAVO, que suceda continuamente no quiere decir eternamente.