Alma de madera

DSC05627UNA BICICLETA DIFERENTE

Darío Tártara es el diseñador-carpintero que incursionó en la fabricación de bicicletas de madera. Sin dudas, se trata de una persona apasionada realmente por los productos naturales.

Su mayor pasión es la madera; material que le ha permitido desarrollar todo su potencial, y más aún…

 

Tal vez por esta razón, es que se trata de un estilo de vida donde el respeto por la naturaleza y el cuidado del planeta tierra resulta muy importante. Estamos frente, entonces, a un concepto donde utilizar materiales naturales y hacerlo de forma sustentable es un patrón; un verdadero camino a seguir.

Darío asegura que surgió la idea “Hace varios años mirando en una revista del gremio, había unas fotos de una bicicleta de madera, y justo en ese momento estábamos por comprar la primera máquina importante de la carpintería. Yo veía con agrado que con esa nueva máquina iba a poder hacer algo distinto… Luego que llegó la maquina, comenzamos a usarla hasta que un día decidí fabricar la primera bicicleta de madera. Busqué información a través de internet y revistas, me interesó la marca RENOVO, que es norteamericana y muy sofisticada, y ahí arranqué…” asegura quien tiene el oficio de carpintero corriendo por las venas.

Luego de varias pruebas, de las cuales surgieron detalles a pulir, Tártara llegó a su tercera bicicleta de madera la cual “quedó una bicicleta buena, de agradable andar, buenas proporciones, pero para la futura, nos falta alivianar el peso. Estamos en un peso de 2,500 kg el cuadro, lo cual debemos mejorar” afirma.

La principal diferencia o virtud que posee la bicicleta de madera es el cuidado del medio ambiente, como así también es que la madera absorbe vibraciones por lo que se hace una bicicleta de andar suave, muy parecido a las características de una bicicleta de carbono.

El cuadro es íntegramente de madera, solo tiene injertos de aluminio en el centro pedalero y en la horquilla delantera, para compararlas con modelos comunes se podría decir que es un estilo mountan bike, todo terreno. La principal madera que se usa es el fresno, que es flexible y resistente, también tiene maderas decorativas, como caoba rayada, o haya. Como todo producto de calidad, necesita ser cuidada. Es decir, “si uno invierte en una bicicleta de competición o de carbono o de aluminio, no es para dejarla tirada, al sol y con 50° de temperatura. En condiciones normales, si en una competencia te agarra la lluvia o tenes que pasar una laguna, esta apta para eso. No es para dejarla tirada, o ir a hacer un mandado y tirarla contra una planta” asegura Tártara.

Todos los inventos humanos son el resultado de intentar satisfacer una necesidad. También se dan casos en los que los inventos aparecen como evolución de lo que inicialmente era un divertimento intelectual, tal es el caso de la bicicleta, que comenzó a desarrollarse como tal hacia fines del siglo XVIII. Hoy la bicicleta se ha convertido en algo indispensable para algunas personas e imprescindible para niños y jóvenes, quienes también están tomando conciencia que al medio ambiente lo debemos cuidar, y la bici de madera es una buena opción para comenzar…