¿ABSA se pone las pilas?

ABSA-Reunión-AguaEl 240 días se terminaría la planta de abatimiento

El 19 de febrero comenzaban las obras de construcción de la planta de abatimiento de arsénico de ABSA, una obra cuya ejecución será de alrededor de 240 días, fecha que de no mediar condiciones climáticas adversas caducará el 18 de octubre de 2014.

El acta de compromiso se entregó en la primera reunión del año de la Comisión de Seguimiento de Obras que se realizó este martes, en el Club Atlético 9 de Julio.

Alli asistieron representantes de ABSA, del ministerio de Salud provincial y de la secretaría de Servicios Públicos. También participó la Defensoría del Pueblo, el OCABA, el intendente y concejales de los distintos bloques. Entre ellos estaba, como no podía faltar el grupo “9 de Julio, Todos por el Agua” encabezado por Julia Crespo y vecinos de Ciudad Nueva.

Durante la reunión, donde ABSA informó sobre las obras y los pasos a seguir, el grupo que lidera Julio Crespo reclamó los atrasos en las obras comprometidas por la empresa así como también la demora en la entrega de los bidones a los más de 2600 amparistas de la ciudad.

 

Salud

En cuanto a salud hubieron interesantes avances. De la mano de la licenciada Flavia Patozzi, perteneciente al ministerio de Salud se brindaron algunos detalles de las acciones realizadas. Por ejemplo, explicó que se atendieron en el hospital alrededor de 83 consultas espontáneas, de las cuales se pudo detecta que una treintena de ellos padecía hidroarcenicismo. La técnica resaltó que de estos 31 casos sólo uno había sido una derivación médica, por lo que pronto en la reunión criticaron duramente a los médicos de la ciudad por subestimar el problema.

Pantozzi por otra parte adelantó que se implementará un programa que permitirá realizar detecciones precoces de enfermedades regionales y que podrían contribuir a detectar en Nueve de Julio los casos de Hidroarcenicismo Regional endémico (HACRE). Se trata de un programa informático elaborado recientemente por el ministerio de Salud que servirá para la detección de enfermedades y de patologías. A partir de este programa los municipios podrían introducir determinadas variables de investigación para problemas sanitarios específicos de la región.

Al final de la reunión, la principal referente de Todos por el Agua, Julia Crespo entregó a cada uno de los organismos presentes y a ABSA la campaña de firmas (de más 7.600 vecinos) para solicitar que no se cobre el servicio hasta tanto ABSA entrega agua de calidad.