¡A correr!

Por primera vez, 9 de Julio tendrá su carrera de 21k. Este domingo la ciudad será el punto de encuentro de los “runners” locales y foráneos. Datos, detalles y como es la organización de un evento de esta magnitud. Preparados, listos,… a leer!!

(Por  Juan Manuel Jara)

 

            Puede que haya sol. Puede llover. Pero eso no será impedimento para que el próximo domingo a las 9 de la mañana se larguen por primera vez los 21 kilómetros de 9 de Julio. Más de 350 corredores surcarán las calles de la ciudad, algunos recorriendo la media maratón y otros los 7 kilómetros.

            La idea nació hace más de un año. Tres “runners’ locales, José Ramírez, Hector Benítez y Leandro Moretti se plantaron y decidieron que ya era hora de que la ciudad tenga su carrera, que una vez al año la cita de los amantes del running sea acá,  correr de local y ,claro, ser anfitriones. Porque se sabe que este deporte tiene adeptos –fanáticos muchos ellos-, en todos lados. Y la distancia que haya que recorrer para participar de una competencia nunca es un escollo.

            El “Tero” Ramírez resalta lo que significa tener un espectáculo deportivo de estas características: “Imaginate que para los corredores locales es importante tener una carrera propia y por una vez no tener que salir a otra ciudad”.

            Y en un desafío deportivo de tamaña magnitud no podía quedarse afuera Marcia Molinari, la inquieta Directora de Deportes del Municipio. Ella destaca el compromiso de los impulsores porque “además de generar la inquietud y preocuparse por cada detalle, ellos aportaron su experiencia en este tipo de competencias, algo con lo que nosotros desde el Municipio no contábamos”.

            El domingo será la concreción de un trabajo que viene firme desde  enero. Porque organizar un evento de estas características es algo importante. Hay que armar el circuito, ver por donde se pasa, cortar las calles, ver los accesos, los centros de salud.

            La largada será en la puerta de la Municipalidad y de ahí los corredores encararán por  Mitre hasta Tomas Cosentino, de ahí hasta Avellaneda, doblarán en el Acceso Perón hasta Compairé. En esta avenida, los que corran 7km doblarán en Mendoza hasta Mitre para terminar en el cruce con Libertad. En cambio, los que corran 21km seguirán por Compairé hasta Agustín Álvarez, de ahí irán hasta el aeroclub y volverán hasta Urquiza, retomando en la rotonda por la misma Agustín Álvarez hasta Mitre y de ahí derecho hasta la llegada.

            Leandro Moretti explica que “va a haber dos arcos, el de salida en la puerta de la Municipalidad y el de llegada en la esquina del Banco Provincia sobre Mitre para que el sprint final sea con una recta larga”. Y además para que los corredores reciban el aplauso y el aliento de la gente que siga la carrera desde los costados.

            Habrá puestos de control. “Cada participante tiene una remera con un chip para determinar su tiempo con precisión. Y además, un sistema de alfombras en distintos sectores con chips para controlar que todos se apeguen al recorrido designado y evitar alguna avivada”, completa Ramírez. Y si, siempre aparece algún corredor ventajero. 

            Hacer un buen tiempo en los 21 kilómetros es algo personal, explican los corredores. Para algunos es terminar la carrera. Para otros sería hacer 5/6 minutos el kilómetro. Pensemos que el récord del mundo es debajo de 3 minutos el km. Y aclaran que lo  fundamental es la regularidad, y “ un error de cálculo se paga al final”.

            Los organizadores se preocuparon especialmente en que  la inscripción se hiciera con anticipación, dato que ayuda especialmente porque “así se sabe la cantidad de corredores que va a haber y es mejor para la organización y que no haya que hacer ningún trámite el mismo día de la carrera. Así el corredor llega y solo debe concentrarse en la competencia”, completa Moretti.

            Cerca de 350 son los inscriptos para los 21km. Se esperan 5 o 6 atletas de elite de otras localidades. Todo lo recaudado va ir destinado a la Escuelita de Atletismo que desde hace un mes funciona en el campo de la Escuela Técnica a cargo de la profesora Carmen Anca. Habrá Medalla para todos, obsequios de distintos sponsors y sorteos para después de la premiación.

            Ramírez recuerda que “hace siete años, las carreras en  9 de Julio eran dos o tres con 65/85 personas participando. Con los años y con las “9 Aventuras” tenés casi 220 personas largando mensualmente”.

            Los organizadores no se cansan de agradecer a la gran cantidad de gente que se sumó para colaborar. Marcia Molinari destaca a  “la gente de la Maratón Virgen Niña, Mónica Lucero, Julieta Diez y Sergio Carassay que aportaron su experiencia y ayudaron en la parte final con el armado de kits y asesoraron con los chips”.

            Una cosa está establecida: No se suspende por lluvia. Si hay tormenta eléctrica, la orden es aguantar la largada y esperar que amaine. Como sea, el domingo, 9 de Julio corre.