9Juliense “For Export”

DSC08663
Andrés Gallo

Entrevista al profesor de Economía de la Universidad del norte de La Florida: Un Gallo para entender la economía. (Por Juan Manuel Jara)

Antes que nada, Andrés Gallo es nuevejuliense. Después es economista. Vive y trabaja en EEUU. Mas precisamente en Jacksonville, ciudad industrial de la parte menos glamorosa y latina del Estado de Florida. Allí, es profesor de Economía  en la Universidad de North Florida.  Como cada año, el receso educativo lo trae de vuelta al pago para visitar a su familia. Y aprovechamos para tener una mirada autorizada sobre la siempre complicada y aturdida economía de nuestro país. En su visita al programa Un Plan Perfecto (lun a vie de 9 a 12 hs, FM Forty 106.9) Andrés Gallo dejó interesantes conceptos para tratar de entender el momento económico actual.

UPP – ¿Cómo ves la economía argentina?

Andrés Gallo (AG)- Depende, si tenemos más o menos 48 horas…(risas)…Para hacerlo simple, hoy la economía argentina está en un proceso de reacomodamiento. Veníamos con un modelo de política económica totalmente distinto al actual, basado en empujar el consumo a cualquier costo. Eso generaba inflación, emisión de dinero, y con el cambio de Presidente se busca un giro hacia un modelo  basado en un consumo  empujado no por el gobierno sino por la inversión.

Pero ese traspaso, digamos, en el pizarrón, es lindo. Pero en la realidad, la transición es mucho más complicada, que es lo que está ocurriendo hoy en día. El Gobierno dijo: “ tenemos que bajar la inflación”. Entonces dejaron de emitir moneda, bajaron el consumo y eso frena la economía. Es evidente. Pero por otro lado está tratando de dar incentivos para que venga inversión extranjera, que se invierta más, y que esa inversión, en el tiempo, genere un crecimiento más sostenido del consumo.

UPP -Eso en el pizarrón también suena lindo…

AG – Exacto. La clave es como se hace esa transición, que tiempo lleva…toda esa discusión del segundo semestre…un cambio muy importante que este Gobierno está tratando de hacer es crear condiciones para que vengas a invertir en el país. Y cuando uno crea condiciones, depende de cómo vos ves la economía. Es decir, si vos crees que el futuro va a ser mejor,  vas a invertir. Si crees que no va a ser mejor, vas a esperar a ver qué pasa. El Gobierno anterior no tenía ningún empacho en tirar plata al mercado. En cambio el Gobierno actual te está pidiendo que vos lo hagas. Y problema es cómo te convenzo. En qué punto la gente tiene confianza de que en un ano la cosas van a estar mejor de lo que están ahora. Es algo psicológico, pero cuando eso pase entonces la gente va a empezar a hacer ciertos gastos que hoy por hoy no se anima. Hoy estamos todos expectantes a ver qué pasa.

UPP – No se sabe cuándo. Y mientras hay que pasar esta situación.

AG- Claro, y encima la situación internacional no está ayudando. Desde hace 15/20 anos nos hemos convertido, sobre todo en lo industrial, en una economía muy dependiente de Brasil.  Si Brasil anda bien, a nosotros nos va bien. Si le va mal, a nosotros también.  Eso es así, no es bueno ni es malo. Es la realidad. Y hoy a Brasil no le está yendo bien.

UPP- Te pongo este ejemplo: yo soy un inversor extranjero. Voy a Andrés Gallo, consultor económico,  y te digo:  tengo plata y quiero invertir en Argentina, pero veo que desde hace 30 años se cambia el rumbo permanentemente. ¿Cómo le explicas?

AG- Esa es la pregunta del millón. Cuando ocurre eso, uno de los problemas más frecuentes es que vos no sabes lo que va a pasar de acá a 3 anos.

UPP – O cosas impensadas como fue el 1 a 1.

AG- Exacto. Por eso se generan inversiones de muy corto plazo y muy alta rentabilidad. Los llamados “capitales golondrina”.  Por ejemplo,  durante el boom de la soja, hubo muchos fondos de inversión que captaban dinero del exterior que venían, invertían en una cosecha de soja y liquidaban. Eso es una inversión de corto plazo que te permite un panorama de recupero en 8 meses. Muy cortito. El problema de este Gobierno y de los anteriores es convencer al inversor  extranjero que venga y ponga la plata a largo plazo. Y por qué siempre hablamos de inversión extranjera? Hay países como China en el cual la gente ahorra en promedio el 50% del ingreso. Por eso, los países asiáticos han podido crecer rápidamente, porque tienen una masa de ahorro tan grande que la mueven hacia la inversión muy fácilmente. Y para crecer a tasas muy altas necesitas estar arriba del 30% del PBI por año.  En cambio, en los países latinoamericanos se consume mucho…somos como los norteamericanos pero sin plata, no ahorramos. Entonces, a la hora de invertir, del ahorro interno vos podes juntar el 15% o 18%. Si vos queres crecer a tasa rápida, el resto tiene que venir de otro lado, y por  eso en Latinoamérica es tan importante la inversión extranjera. Porque ese hueco que temes para crecer a tasas altas no lo aporta el mercado interno y lo temes que salir a buscar afuera. ¿Cómo lo buscas?  Lo ideal es encontrar gente que quiera invertir a largo plazo en vez de piratas que busquen entrar y salir rápidamente. Esa es la clave. Y en las últimas décadas no hemos sido muy buenos a la hora de generar esa confianza.

UPP- Y en este sentido, cómo ves que se esté manejando el Gobierno actual?  Por ejemplo, cuando los mismos funcionarios tienen plata afuera y no la traen porque dicen que no están las condiciones…

AG- Claro. Ese es un problema de transparencia. Hoy en día, en EEUU una de las críticas más fuertes contra Donald Trump es porque aun no ha querido mostrar todas las declaraciones de impuestos de los últimos anos. Eso para la gente es terrible. Yo creo que uno de los deberes que nosotros tenemos como ciudadanos es exigir transparencia. Una cosa es que se diga que hay un problema y se vea como solucionarlo. Otra distinta es que este el problema y se lo oculte. Por ejemplo, los “Panama Papers” y ese tipo  de cosas son positivas, porque en definitiva es mandar una señal a los gobernantes para decirles: “Con esto no se juega. Vamos a hacer las cosas bien”. Porque en definitiva, el que está en el Gobierno, está administrando tus recursos. No es su quintita.

UPP- Pero cuando ellos hacen las cosas mal, siempre es el ciudadano el que termina pagando la cuenta…

AG- Siempre, lamentablemente.

UPP- ¿Cómo crees que va a ser este próximo año para Argentina?

AG- Creo que la posición de Argentina  depende mucho de lo que pase internacionalmente. El Gobierno está tratando de generar condiciones de confianza. Le va a costar, porque es difícil convencer a gente que ha sido engañada durante tanto tiempo y decirles “no, esta vez es distinto. Veni, pone la plata que no te vamos a sacar nada”. Complicado. Pero a nivel internacional, EEUU se está recuperando y el resultado de las próximas elecciones le puede dar un nuevo giro a su economía.

UPP- ¿Gane quién gane?

AG- Sobre todo si gana Hillary Clinton, que es un candidato más moderado desde todo punto de vista. Trump es más cerrado y su discurso es netamente populista. EEUU es la locomotora que arrastra, por ejemplo, a China. Y nosotros, por la relación que tenemos con China, sobre todo con la agricultura, eso nos va a ayudar. Hoy en día, con la economía estamos todo tan entrelazado que, por ejemplo, los Juegos Olímpicos tienen que ser un éxito, porque eso le va a permitir a Brasil hacer una transición política ordenada y darle así una nueva vitalidad a su economía. Eso es lo mejor que nos puede pasar en el próximo ano. Si eso pasa, automáticamente nos lleva a nosotros. Y si se combina Brasil creciendo más  China demandando porque EEUU crece, eso nos va a hacer más fuertes. Mientras que  Europa  está en una transición difícil, así que no es de esperar mucha demanda de esa parte del planeta. Si la economía va bien, nos va bien a todos.