8 de Marzo – Día Internacional de Mujer

(por Marianela López)

Un día clave para reflexionar sobre las mujeres, sus logros y las nuevas (y viejas) demandas sociales que nos congregan en constantes luchas.

Bajo la consigna #NiUnaMenos desde el colectivo femenino reclamamos que cesen las muertes de mujeres y niñas por el sólo hecho de ser mujeres. Según datos de la ONG La Casa del Encuentro, entre el 2008 y el 2017 se cometieron 2.679 femicidios en nuestro país, datos estadísticos alarmantes que se mantuvieron durante el 2018. En loque va de este año se cometieron 47 femicidios, arrojando un promedio de una mujer muerta cada 33 horas. Según la citada organización civil, 3.378 hijas e hijos quedaron sin madres, la mayoría de ellos menores de 18 años y en el caso en el que el femicida es el padre, esas hijas e hijos quedan aún más desprotegidos.

El debate y discusión sobre el Aborto Legal, Seguro y Gratuito es otros de los ejes de la agenda de género que ha logrado instalarse en Argentina. Luego de una larga e incansable lucha de mujeres, se debatió la despenalización y legalización del aborto (Interrupción Voluntaria del Embarazo – IVE). La penalización del aborto no evita que las mujeres lleven adelante esa práctica, pero sí evita que lo hagan en condiciones de salubridad y pone en peligro la vida de la mujer gestante. Bajo la consigna “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”el colectivo femenino seguirá luchando por la despenalización y legalización del aborto.

En los últimos meses ha salido a la luz una problemática muchas veces oculta por una sociedad que prefiere mirar para otro lado: el flagelo de las niñas que son obligadas a gestar y a parir porque la justicia no aplica los mecanismos legales de IVE en los casos previstos por el Código Penal. Niñas violadas sometidas a parir violando el derecho más elemental de preservar su propia vida y su integridad física, psíquica y emocional. Bajo el lema #NiñasNoMadres pretendemos dar visibilidad a esta violación de los derechos humanos y a la vulneración de los derechos de nuestras niñas.

Otro de los temas que nos ocupan como mujeres es el de la paridad en el ámbito laboral y económico. Las últimas décadas indican una evolución de la participación de las mujeres en los ámbitos laborales sin embargo estamos muy lejos de lograr la paridad de condiciones con los varones. Según el Informe Global de Brecha de Género 2018 del Foro Económico Mundial (Davos) esta desigualdad se ha profundizado en los últimos años y se necesitarían aproximadamente 200 años para lograr que hombres y mujeres cuenten con las mismas oportunidades económicas y laborales.

En Argentina la tasa de mujeres empleadas (o que buscan trabajar) es del 48%, mientras que la de los hombres asciende al 72%. Estamarcada desigualdad sigue teniendo un fuerte sesgo cultural que hace que las mujeres se “deban” ocupar del cuidado de los niños y niñas y de las tareas propias del hogar.

La desigualdad en la tasa de ocupación no es la única que se presenta en el mundo laboral. También existe en el plano de las remuneraciones. La diferencia salarial entre hombres y mujeres es en promedio del 25%, según el reporte salarial global 2018/19 de la OIT y del 27% en nuestro país. La inserción de las mujeres en sectores informales mal remunerados, la menor cantidad de horas que pueden trabajar (para abocarse luego a los cuidados domésticos) y a la menor participación en puestos jerárquicos son los principales generadores de la desigualdad salarial.

Por último, la falta de paridad entre hombres y mujeres se manifiesta también en la participación en puestos de poder o de decisión. En las mayorías de las empresas a medida que se sube en la pirámide jerárquica se reduce la participación de las mujeres. Lo mismo pasa en el ámbito de la política, donde si bien se logró la paridad en la lista de cargos electivos, no sucede lo mismo en el interior de los partidos políticos ni en la conformación de los gabinetes de gobierno.

Estas son algunas de las deudas pendientes que nuestra sociedad tiene para con nosotras. Hombres y mujeres debemos tener presente estas desigualdades asumiendo el compromiso de trabajar para que las mismas desaparezcan. En el Día de la Mujer no nos agasajen, sólo respétennos!

 

 

Marianela López

Lic. en Ciencia Política

Vice Presidenta GEN Provincia de BA