30 AÑOS DEL HOGAR NAZARETH

Al servicio de la primera infancia.

Lo festejó con un almuerzo el domingo en el salón de la capilla Sagrado Corazón.

El jardín maternal cumplió el trigésimo aniversario de existencia el 14 de octubre pasado y continuó su festejo con un almuerzo familiar este domingo. Acompañaron la numerosa convocatoria Monseñor Ariel Torrado Mosconi; el Padre Guillermo Gómez; el padre Joselo y el diácono Ariel Palanga. También acompañaron miembros de Cáritas parroquial, entre ellos su director Eduardo Bonoldi.

Luego de la bienvenida que brindó la Hermana Beatriz, a cargo del Hogar desde hace un año y medio, los comensales compartieron un almuerzo dominical para celebrar los 30 años de la institución al servicio de la primera infancia. De esta manera continuaron las celebraciones que comenzaron el miércoles 11 de octubre pasado con una misa en acción de gracias en la Catedral que fue presidida por el obispo.

Historia

El jardín maternal “Hogar Nazareth” se fundó el 14de octubre de 1987 por iniciativa de Caritas Parroquial de 9 de Julio y acompañamiento del Padre Pedro Traveset, cura párroco de entonces.

El edificio esté ubicado en Yrigoyen al 500 y fue adquirido y reparado por sus impulsores. Para ello  contó también  con el  apoyo del intendente municipal de turno, doctor Abel Alejandro de la Plaza y del legislador provincial doctor Litman Carlos Malis.
Durante los primeros años el maternal estuvo dirigido por las “Hermanas de la Presentación” de la Virgen María de Granada, quienes se alojaban en la esquina de Tucumán y Cardenal Pironio. Tras su alejamiento quedaron a cargo las religiosas  de la Congregación italiana Hijas del Oratorio, que está desde hace 15 años en Nueve de Julio, misionando en los barrios de Ciudad Nueva. Una de ellas, la Hermana Beatriz, es actualmente su directora.

Actualidad

Hoy el maternal cuenta con una matrícula de 68 niños, cuyas edades oscilan entre los 45 días de vida y los dos años de edad. La mayoría de ellos asiste por la mañana y generalmente provienen de familias de padres trabajadores. En un principio surgió con el ideal de que sea totalmente gratuito para “salir al encuentro” de las mamás que trabajaban. Sin embargo, los devenires de la economía del país, lo hicieron imposible. Por esa razón hoy se sostiene gracias a las colaboraciones mensuales que se solicita a los padres y a  una beca que recibe del Programa UDI (Unidades de Desarrollo Infantil) del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.

“Buscamos que el hogar Nazareth – resumió la hermana Beatriz-, sea un lugar de encuentro y que se convierta en una verdadera prolongación de la familia. Queremos que ella pueda dejar sus perlas más preciadas, como son sus hijos, en un lugar que les de absoluta serenidad”.