3 infusiones que te ayudan a conciliar el sueño

Dormir es un proceso vital para asegurar la salud cerebral. ¿Qué pasa cuando no lo conseguimos? Hay algunas infusiones naturales que pueden empujarnos más cerca de los brazos de Morfeo.

Los seres humanos pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida durmiendo. Una investigación reciente de un equipo de científicos de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, descubrió el factor central por el que esto es así: dormir tiene un efecto restaurativo en las neuronas.Los hallazgos del equipo, liderado por el profesor Lior Appelbaum, aparecieron en el journal Nature Communications. 

Para la investigación, los científicos observaron al pez cebra, que suele ser utilizado en este tipo de pruebas porque tiene similaridades con el ser humano. Aproximadamente un 70% de los genes humanos están presentes también en la especie marina. A través de imágenes 3D, los científicos observaron los efectos del sueño en una escala micro y cómo afectaba a las neuronas. La tecnología de alta resolución, explica el portal Medical News Today, permitió al profesor Appelbaum y su equipo rastrear los movimientos del ADN y de las proteínas dentro de las neuronas. 

Encontraron que durante el sueño, las neuronas pudieron desarrollar trabajos de “mantenimiento” en su núcleo, el que contiene gran parte del material genético de las células.

Cuando el núcleo se deteriora, la información de ADN que contiene también resulta dañada, lo que puede llevar al envejecimiento, la enfermedad y el mal funcionamiento de un órgano o tejido. Durante el sueño, explicaron los investigadores, las neuronas tienen una oportunidad de recuperarse del estrés que acumularon durante el día y “arreglar” cualquier daño que pudiesen haber sufrido.

“Dormir”, explicó Appelbaum, “brinda la oportunidad de reducir los daños al ADN acumulados en el cerebro durante la vigilia.”

Ahora que sabemos lo importante que es dormir, no hay nada más desesperante que estar acostado en la cama sin poder conseguirlo.

Cualquiera que haya pasado horas dando vueltas en la cama esperando que venga el sueño, agotado pero imposibilitado de pegar un ojo, lo sabe.

Existen algunas infusiones naturales que, sin garantizar una solución cien por ciento efectiva o definitiva, podemos probar para que sean nuestras aliadas contra el insomnio. Algunas de ellas son:

1. Manzanilla

El té de manzanilla es utilizado desde hace años como un remedio natural para reducir las inflamaciones, bajar la ansiedad y tratar el insomnio. Sus efectos calmantes son atribuidos a un antioxidante llamado Apigenina, explica el portal HealthLine.com. Este antioxidante se une a receptores en el cerebro que pueden bajar la ansiedad e inducir al sueño. Un estudio que involucró a a personas con insomnio crónico encontró que aquellas que recibieron 270 miligramos de manzanilla 2 veces por día durante 28 años, se durmieron 15 minutos antes que aquellos participantes que no lo hicieron, además de despertarse menos veces durante la noche.

2. Valeriana

La valeriana es muy popular entre aquellos que padecen insomnio, gracias al potencial que tiene para calmar los desordenes del sueño. También es utilizada contra la ansiedad y el estrés, aunque hay poca investigación científica para sustentar esto, explica el portal WebMD. Puede ser consumida en forma de cápsula o té. Los investigadores no tienen del todo claro por qué la raíz de valeriana ayuda a mejorar el sueño, explica HealthLine, pero creen que puede deberse a que aumentan los niveles de un neurotransmisor llamado ácido γ-aminobutírico (GABA), lo que a su vez puede inducir al sueño. Un estudio que tomó en cuenta a 27 personas con dificultades para conciliar el sueño encontró que el 89% de los participantes mejoró al consumir extracto de valeriana.

3. Lavanda

La lavanda es una hierba a menudo alabado por su aroma tranquilizante. En tiempos antiguos, los griegos y los romanos añadían lavanda asus baños para inhalar su fragancia que induce a la calma. Hoy día, hay muchísima gente que bebe té de lavanda para calmar los nervios y que lo ayude a dormir. Exsiten investigaciones que sustentan estos postulados, explica HealthLine. Un estudio que rastreó la experiencia de 80 mujeres taiwanesas poco después de que dieran a luz, encontró que aquellas que se tomaban el tiempo oler el aroma de la lavanda y beber té de lavanda durante 2 semanas reportaron menor fatiga que aquellas que no lo hacían.

(urgente24)